sábado, 22 junio 2019
23:43
, última actualización
Local

Vecinos del Pelícano se concentran en la plaza para pedir la vuelta de los bancos

La Junta Municipal del Distrito confirma con los votos del PP la retirada de los asientos públicos.

el 04 mar 2014 / 23:30 h.

TAGS:

banco_PelicanoLa Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo refrendó anoche, con los votos mayoritarios del PP, la polémica retirada de los bancos del entorno de la plaza del Pelícano, consumada por sorpresa hace ahora una semana. No prosperó la moción de urgencia que presentaron representantes de la asociación vecinal La Revuelta exigiendo al Ayuntamiento «la reposición de inmediato» de estos asientos públicos y que velaran «por su correcto uso» al considerar «desproporcionada» su eliminación tras las quejas por ruidos de cierto sector vecinal. Según informaron desde la entidad vecinal, la convocatoria del distrito creó «bastante expectación» entre los vecinos, comerciantes y artesanos de la plaza. Muchos acudieron con la intención de seguir el acto como público, pero finalmente «fueron desalojados todos los que no cabían al no acceder la delegada [por Amidea Navarro] a que se realizara en un espacio de mayor capacidad dentro del distrito». Pese a todo, el pleno se celebró sin incidentes, aunque muchos de los desalojados aguardaron en la puerta a la finalización del mismo. Ante esta tesitura, la asociación vecinal La Revuelta se echa a la calle para exigir su reposición. La primera movilización será esta misma tarde en la plaza del Pelícano al cumplirse una semana de su repentina retirada. La concentración está convocado a las 18.00 horas y en ella se recogerán firmas solicitando su restablecimiento. «Queremos llegar a las 49 firmas, una más de las que pidieron que se quitaran como protesta simbólica, que lógicamente haremos llegar al Ayuntamiento», expresaron responsables de la entidad vecinal. Pero la hoja de ruta no acaba ahí. En los próximos días decidirán qué otras acciones más contundentes emprenderán para «defender el uso real, diario y vivo de los pocos espacios públicos que quedan en el Centro». En este sentido, insisten en que lo sucedido recuerda al chiste:«Un joven se fuma un porro bajo un naranjo, Zoido corta el naranjo». Abogan por que «se controlen las posibles actitudes incívicas» en lugar de dejar a la zona sin asientos.

  • 1