martes, 19 marzo 2019
16:28
, última actualización
Local

Vecinos, comerciantes y trabajadores de Bami protestan contra la zona azul

Un sector del barrio se movilizó ayer para exigir al alcalde la retirada de este nuevo sistema de estacionamiento «recaudatorio» y que «no acaba con los gorrillas».

el 16 jun 2014 / 18:03 h.

TAGS:

Vecinos, comerciantes, trabajadores del Hospital Virgen del Rocío y Vovis se manifestaron ayer contra la zona azul en Bami. / Carlos Hernández Vecinos, comerciantes, trabajadores del Hospital Virgen del Rocío y Vovis se manifestaron ayer contra la zona azul en Bami. / Carlos Hernández «No a la zona azul. Robo a los vecinos». Es el lema de la pancarta que encabezó ayer la manifestación de un grupo de vecinos, comerciantes, Vovis y personal sanitario del hospital Virgen del Rocío para mostrar su frontal rechazo al servicio de estacionamiento en superficie de pago o zona azul que el Ayuntamiento tiene previsto activar mañana en el barrio de Bami. «Aquí los ladrones por cincuenta céntimos no son los gorrillas. Es una medida claramente recaudatoria, que no acabará con el problema de los aparcacoches ilegales ni tampoco beneficiará la movilidad, más allá de engordar las arcas municipales», señalaba convencida María, vecina de la plaza Rafael Salgado, donde tuvo lugar la concentración previa a la marcha reivindicativa por el barrio pasadas las dos de la tarde. Durante casi una hora, centenares de afectados –100 según la Policía Nacional y 500 según CCOO–, recorrieron la manzana afectada por la zona azul y conformada por las calles Bami, Castillo de Alcalá de Guadaíra y Rafael Salgado, todas ellas con la señalización horizontal y los correspondientes parquímetros. En sus consignas, exigían al alcalde la «retirada inmediata» de la normativa al considerar que «no ha habido consenso» con los afectados, incluida la población flotante del centro hospitalario: «Ya nos han quitado bastante del sueldo y ahora qué, ¿a pagar más? Es incoherente poner una zona azul en una zona de hospital, y no sólo por los empleados, sino también por los pacientes y usuarios. ¿El que esté en un quirófano, qué tiene que salir cada dos horas? ¿Y el que venga a diálisis? ¿Tiene que estar desconectándose de las máquinas constantemente?», exponía insistentemente Loli, enfermera del Virgen del Rocío que con su bata blanca se había sumado a la manifestación. Precisamente, la protesta asomó en dos ocasiones a la avenida Torcuato Luca de Tena, llegando a cortar el tráfico en este lateral del hospital. «No nos pueden poner la zona azul sin más. Nos está obligando a pagar y muchos residentes estamos en paro y no podemos», argumentó Manuel, uno de los portavoces vecinales de este sector opositor que se desmarca de la entidad vecinal Bami Unido que en su día respaldó la propuesta en el pleno del distrito. «Nos dijeron que sería para mejorar los problemas que tenemos, con los gorrillas y de movilidad, pero no es verdad, pues en las horas muertas de la zona azul estarán los gorrillas», lamentaron los afectados mientras anunciaron su intención de constituirse en plataforma ciudadana para negociar «otras opciones», y la posibilidad de continuar este mes con otras acciones. En este sentido, este colectivo de vecinos, comerciantes y personal sanitario acordaron presentar un recurso en el registro municipal contra la zona azul de Bami y otros sectores, como Pirotecnia, Luis Montoto, La Cartuja y la Macarena, uniéndose así al planteamiento de la oposición que denuncia que es un procedimiento «irregular» al no haber pasado por pleno. En este punto, el portavoz del PSOE, Juan Espadas –también presente en la marcha– se comprometió a pedir en el próximo pleno la paralización de las nuevas zonas de estacionamiento regulado ante la «falta de información, participación, debate y consenso», dejando claro que «este ordeno y mando del alcalde no es ya asumible en la ciudad, y menos en asuntos que acaban por resentir el bolsillo de los ciudadanos». Espadas recordó que la ordenanza está aprobada, las calles pintadas y el plazo para empezar a cobrar es «inmediato», por lo que requirió a Zoido que escuche a los sevillanos y pare la zona azul «por respeto a los vecinos» de Bami y a los universitarios de Viapol y Pirotecnia «a los que nadie del Gobierno les preguntó si querían zona azul ni las mejoras de movilidad». Por su parte, el portavoz de IU en el Ayuntamiento, José Manuel García, quien también se solidarizó con los vecinos desplazándose a la zona, exigió al alcalde que «se quite la venda de los ojos de una vez» y asuma que tiene un «grave problema». García animó a Zoido «a ser valiente» y a celebrar «un referéndum a fin de conocer el grado de apoyo o de rechazo real». A lo que el delegado del Distrito Sur, José Luis García, respondió por la tarde en una nota que «el mejor referéndum es el periodo de consulta y participación que ha precedido a la zona azul». El delegado del distrito dijo que «IU propone un referéndum porque está acostumbrado a cuando estaba en el Gobierno a hacerlo primero y luego preguntar, mientras que el Gobierno actual lo hacemos al revés, primero preguntamos y escuchamos y luego lo hacemos».

  • 1