Local

Veinte alcaldes andaluces están imputados por delitos urbanísticos

La gestión irregular del urbanismo es la principal causa por la que los cargos municipales se las ven con la Justicia. Una veintena de alcaldes están imputados por delitos relacionados con el ladrillo. En los últimos tres años han sido detenidos tres regidores por supuestas tramas corruptas: los de Alhaurín El Grande, Estepona y Alcaucín. Sólo el primero sigue en el cargo.

el 16 sep 2009 / 00:02 h.

TAGS:

La gestión irregular del urbanismo es la principal causa por la que los cargos municipales se las ven con la Justicia. Una veintena de alcaldes están imputados por delitos relacionados con el ladrillo. En los últimos tres años han sido detenidos tres regidores por supuestas tramas corruptas: los de Alhaurín El Grande, Estepona y Alcaucín. Sólo el primero sigue en el cargo.

"Detrás de cada alcalde de Andalucía no se esconde un corrupto". El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, quiso romper el miércoles en el Parlamento una lanza por la honestidad de las corporaciones locales. El último escándalo en Alcaucín ha vuelto a hacer saltar las alertas.

Actualmente, según los datos recopilados por este periódico, al menos 24 alcaldes siguen en el cargo pese a estar imputados por una supuesta gestión irregular del urbanismo. No se puede meter a todos en el mismo saco. El motivo más común de imputación de estos regidores tiene que ver con la concesión de licencias para construir en suelo no urbanizable. Ocurrió en Zurgena (PA) o el de La Viñuela (PSOE). Le siguen los munícipes imputados por una supuesta dejación en su deber de vigilar que se cumpla la legalidad, como los gobernantes socialistas de Jamilena y Torredelcampo. La mayoría de estas supuestas ilegalidades se están investigando en pueblos con pocos habitantes, como Noalejo, Quesada, Jamilena o Arroyo del Ojanco (en Jaén), donde el control es menor. La sierra y el interior están ganando terreno a la costa en irregularidades, según los resultados de las inspecciones de la Junta.

Esos casos están lejos de las supuestas redes corruptas destapadas en los últimos tres años en Andalucía. La primera se detectó en enero de 2007, cuando fue detenido el alcalde de Alhaurín El Grande, el popular Juan Martín Serón, su edil de Urbanismo y luego otras 22 personas por cohecho -aceptar o pedir un soborno- y prevaricación -dictar una resolución a sabiendas de que es injusta-. El fiscal acusa a Martín Serón -que salió de prisión tras abonar la fianza- de dirigir un entramado corrupto que presuntamente daba licencias ilegales previo pago. El PP le mantiene al frente del Ayuntamiento.

En junio de 2008 fue arrestado el entonces alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, varios ediles y empresarios en el marco de la operación Astapa, que suma 63 imputados por cohecho, malversación y blanqueo de capitales. Hace dos semanas, en La Axarquía malagueña, fueron detenidos el regidor de Alcaucín, José Manuel Martín, y otras 12 personas por negociar con chalés ilegales que se vendían a extranjeros. Ambos regidores fueron expulsados por el PSOE.

En la batalla política por la depuración de imputados de los partidos siempre surgen dos municipios: La Línea y Almuñécar. El alcalde de La Línea, Juan Carlos Juárez (PP), está imputado junto a varios concejales por el caso Roseworld (por la venta irregular de cuatro parcelas) e inhabilitado seis meses por no pagar una deuda. Y en Almuñécar (Granada) el cuestionado urbanismo del alcalde, Juan Carlos Benavides (CA), sobre el que pesan cuatro impugnaciones, viene de lejos, como el frente que tiene abierto con la Junta por los convenios firmados bajo sospecha.

También hay un puñado de alcaldes a los que la Fiscalía les ha abierto diligencias, pero sobre las que el juez aún no se ha pronunciado. Regidores de municipios del Campo de Gibraltar como Jimena, Los Barrios, Albarracín o San Roque están en el punto de mira. También Vera o El Puerto, cuyo alcalde, el popular Enrique Moresco, está acusado de recibir dinero para su campaña a cambio de supuestos favores urbanísticos. En Ohanes (Almería), la dimisión del socialista Juan Francisco Sierra se vio precipitada por la investigación del fiscal de una supuesta trama corrupta.

Y ya fuera del poder, hay ex cargos investigados ahora por lo que hicieron en su día, como los dos ex regidores de Jerez, Pedro Pacheco (PA) y María José García Pelayo (PP). En Aljaraque (Huelva) el anterior alcalde, Juan Manuel Orta (PP), y el ex edil de Urbanismo fueron detenidos en abril del año pasado por blanqueo de capitales. En Granada, el juez ha decretado la apertura de juicio oral contra once imputados -entre los que está el ex alcalde socialista José Antonio Morales, en libertad provisional- por la tramitación ilegal del Parque Nevada de Armilla. Y en Chiclana, la operación Obra Nueva dejó 50 imputados, incluidos el ex edil de Urbanismo (IP), por una red que regularizaba viviendas ilegales.

  • 1