Local

Velan por la salud espiritual

El ministerio de consumo, que dirige Bernat Soria, vela por que ningún fiel ofenda a su Dios al ingerir "alimentos prohibidos", mediante un etiquetado que recoge cada uno de los productos que podrían interferir en su salud espiritual. (Foto: El Correo).

el 15 sep 2009 / 01:45 h.

TAGS:

El ministerio de consumo, que dirige Bernat Soria, vela por que ningún fiel ofenda a su Dios al ingerir "alimentos prohibidos", mediante un etiquetado que recoge cada uno de los productos que podrían interferir en su salud espiritual.

En el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, el Instituto Nacional de Consumo ha trasmitido a la población el mensaje de que ya no solo vigila por su seguridad física sino, también, por el bienestar de sus almas y conciencias.

diversidad. En un momento en que España se ha convertido en un país receptor de multitud de inmigrantes, Consumo quiere colaborar con las inquietudes de quienes profesan diferentes religiones..

Como ejemplo, a directora general de Consumo y Atención al Ciudadano, Ángeles Heras comentó que los musulmanes pueden comer tranquilos cualquier tipo de paté porque siempre sabrán, a través de su etiquetado, si contiene cerdo.

La comunidad judía puede limitarse, gracias al nuevo sistema de etiquetaje, a abstenerse de comer alimentos que contengan cerdo, caballo, conejo y liebre, o, por ejemplo, rape y anguila.

Un caso similar es el de los hindúes o los shiks, cuya religión les veta la carne de vacuno, o el de los hare Krishnas, que tienen censurado el consumo de vinagre.

Heras se dirigió también a quienes tienen "objeciones éticas" para tomar productos transgénicos y les tranquilizó, ya que las etiquetas también informarán de si ha sido genéticamente modificado.

Para aquellos que tengan especial sensibilidad hacia el mundo natural, la directora general de Consumo señaló que se respetarán sus "convicciones" y constará "obligatoriamente" en la etiqueta si una prenda de vestir o un calzado contiene fibras animales en su composición.

Asimismo, la salud también preocupa aconsumo y lo hará patente en sus etiquetas.

  • 1