Economía

«Velaré por que la zona franca sea un proyecto empresarial, no político»

Entrevista a Carmen Castreño, presidenta de la Autoridad Portuaria de Sevilla.

el 21 sep 2014 / 11:30 h.

TAGS:

El nombramiento de Carmen Castreño como presidenta del Puerto se anunció a finales de marzo. / José Luis Montero El nombramiento de Carmen Castreño como presidenta del Puerto se anunció a finales de marzo. / José Luis Montero Sortear la crisis no es nada fácil, por eso la presidenta de la Autoridad Portuaria defiende los buenos datos cosechados en lo que va de año en tráfico de mercancías y puntualiza que la zona franca no es el Puerto, que éste es «mucho más» y que, pese a que parece que «pasaban por allí», han puesto «casi todo» lo que por ahora existe. ¿Cómo ha ido en el primer semestre del año el tráfico de mercancías? Ha sido un año muy bueno. En 2014 ha subido un 15 por ciento el tráfico de contenedores. Somos el décimo sistema portuario en tráfico de contenedores de España, de 28 autoridades portuarias. Pero los datos de los cruceros en 2014 son negativos. No. Es cierto que bajamos un 16 por ciento en pasaje, pero registramos el mismo número de escalas: 37 en lo que va de año, igual que en 2013. No hemos bajado en número de barcos que atracaron aquí. De hecho, a final de año haremos una escala más que en 2013. Eso sí, los cruceros que han llegado este año han sido más pequeños, con menos pasajeros, aunque hay que destacar que la estancia en Sevilla es generalmente más larga que en otros puertos, por el atractivo de la ciudad. Además, hemos tenido que decir que no a The World, porque no cabe por su calado en la vía navegable. En 2015 ya hay nueve confirmados. ¿Hay ofertas empresariales para instalarse en los terrenos del antiguo Astillero? El Astillero usaba la mitad del terreno en los últimos años, unos 150.000 metros cuadrados. Ya tenemos instalados allí a TECADE, que nos ha pedido una ampliación, el dique seco está en autorización para la construcción de tres barcos y tenemos alguna petición más. Aun en momentos difíciles, de esos 150.000 metros cuadrados, entre adjudicado y lo que tenemos encima de la mesa con visos de materializarse, estamos cerca de 50.000 metros cuadrados, un 30 por ciento del terreno del Astillero que se usaba. Para el resto del suelo hay otras propuestas de inversores; o una ampliación de la zona logística o bien una terminal. ¿En qué consisten esas ofertas? Hay cosas que se están movimiento pero no se puede contar nada todavía. Además, hay que recordar que nos quedamos con dos grúas y dos naves enormes de Astilleros gracias a una inversión de tres millones de euros. Y le están viniendo muy bien a TECADE, que las usa por una concesión. La industria, la que quedó, a nivel de empleo estable y pago de salarios, ha sostenido mucho mejor la crisis que el resto, por eso hay que dedicarle muchos esfuerzos a la reindustrialización. En los suelos de la futura zona franca ya existen seis empresas, más la de desguace de barcos instalada en la antigua esclusa, ¿cuántas más se sumarán? El Puerto ya ha puesto mucho en la zona franca, lo primero, el suelo. Y la mitad de las 70 hectáreas ya está urbanizada y con empresas. A dios lo que es de dios y al césar lo que es del césar. La terminal movió cerca de 400.000 toneladas el pasado año. Y parece que la Autoridad Portuaria pasaba por allí. ¿Y por qué el ministerio os dejó fuera del Consorcio? Pues de verdad que no lo sé. Vamos a pensar que era un error de verdad. Con todo, la Autoridad Portuaria no está parada, seguimos trabajando en este tema. Además, al nutrirse de parte del impuesto de sociedades de las empresas instaladas, esta zona franca ya nace con una gran ayuda económica porque tiene ya siete empresas. ¿Sabe cuándo se subsanará el error en el BOE? No sabemos nada más. ¿Cuándo se pondrá en marcha? No lo sé. ¿Cuántas empresas se han interesado? A nosotros nos llegaron algunas, pero no sé cuántas al Ayuntamiento. Y hay que tener en cuenta que la zona franca no interesa a todas las empresas, sólo a aquellas que exporten a terceros países y que hagan manufactura. Ojo, que exporte y que también haga el producto. La zona franca hay que ponerla en su sitio. No es el Puerto, porque el Puerto es mucho más. Suma y vamos a estar ahí, de hecho lo hemos puesto casi todo, pero no lo es todo. ¿Es un proyecto más político que empresarial? Desde luego nosotros velaremos por que sea un proyecto empresarial. Para el Puerto de Sevilla no tiene sentido que no sea empresarial. No estamos aquí para hacer política, sino para propiciar que el tejido empresarial, industrial, vaya cada vez más arriba. Nuestras ideas políticas son las del I+D+i, las de reindustrialización y de logística, las de temas puerto-ciudad y de compatibilidad entre crecimiento y sostenibilidad. Otros temas no nos interesan. Colocarse medallas por colocárselas no nos interesa a nosotros. Sí creo que con este proyecto podemos hacer algo rentable para Sevilla y Andalucía.

  • 1