Cofradías

Velas por las víctimas de Chernobyl

Un encendido de cirios recordará los 25 años de la tragedia

el 22 feb 2011 / 20:05 h.

Los actos en recuerdo de la tragedia se dieron a conocer en el Colegio de Médicos.

En la madrugada del 26 de abril de 1986 el reactor número 4 de la central nuclear de Chernobyl explotó liberando una radioactividad 200 veces superior a la de las bombas de Hiroshima y Nagasaki juntas. Sólo en territorio de la antigua Unión Soviética esta catástrofe sin precedentes se ha cobrado en los últimos 25 años más de 500.000 muertes. El número de personas afectadas en las repúblicas de Ucrania, Bielorrusia y Rusia se calcula en más de siete millones, de los que tres millones son niños. Un cuarto de siglo después, las hermandades sevillanas que participan en el programa de acogida de niños bielorrusos hacen un llamamiento para que el próximo 25 de abril, lunes de Pascua, se realice un simbólico encendido de velas en todas las iglesias y capillas de Sevilla en recuerdo de las víctimas y damnificados por la tragedia.


El encendido de velas alegóricas, que se extenderá por toda Europa en la tarde del 25 de abril, es uno de los actos promovidos por la Confederación de Hermandades de Santo Cirilo y Metodio -coordinadora de las cofradías que participan en el programa de acogida y saneamiento de niños bielorrusos- para recordar desde Sevilla, a miles de kilómetros de distancia, la que ha sido calificada como "la mayor catástrofe producida por el hombre".


Según avanzó ayer el presidente de esta Confederación y, a la sazón, hermano mayor de La Paz, Santiago Arenado, los actos del 25 aniversario de la tragedia arrancarán mañana jueves a las 20.00 horas con la celebración de un concierto en la iglesia de los Terceros de la Orquesta Musiziergemeinschaft del Mozarteum de Salzburgo, dirigida por Juan Rodríguez Romero, que interpretará obras de Schubert, Tchaikovsky y Juan Crisóstomo Arriaga, amén del Himno de Andalucía.


Ya en marzo, entre los días 16 y 25, la Universidad de Sevilla acogerá una exposición fotográfica itinerante bajo el título Tragedia del pasado, realidad del presente. Chernobyl 25 años después, obra del fotógrafo albaceteño Raúl Moreno Mínguez.


Uno de los platos fuertes del programa de actos será la presencia como conferenciante en el Paraninfo de la Universidad Hispalense de un "liquidador", nombre que se dio a los 800.000 voluntarios, entre bomberos y obreros, que a riesgo de sus vidas se encargaron de apagar los incendios en los primeros momentos de la tragedia y de construir el sarcófago de hormigón en cuyo interior se enterró el reactor número 4 en un intento desesperado por contener la radiación liberada. Muchos de estos liquidadores han sufrido efectos secundarios y varios miles murieron -se estima que en torno a 100.000- ya que su actuación se produjo sin equipo protector, absorbiendo por ello gran cantidad de radiación.


La Confederación de los Santos Cirilo y San Metodio también ha elaborado una oración en recuerdo de las víctimas del accidente y sus damnificados con idea de que las 17 hermandades de la capital que participan en este programa, amén de algunas más de la provincia, puedan aplicar sus estaciones de penitencia en Semana Santa por estas intenciones.


Los actos recordatorios de la tragedia culminarán el 25 de abril a las 20.00 horas con el encendido de velas, una iniciativa a la que se sumarán todas las asociaciones españolas y europeas que trabajan de diferente forma en paliar el impacto de esta catástrofe sobre la infancia bielorrusa. Sólo hay que recordar que todavía viven 1,8 milloners de personas en zonas fuertemente contaminadas por la radioactividad y que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, por cada mes que los niños están fuera de la zona contaminada su esperanza de vida se alarga entre 12 y 18 meses.

  • 1