domingo, 16 diciembre 2018
07:20
, última actualización
Economía

Vendimiar un empleo en Francia

Impera el boca a boca, pero algunas webs ofertan puestos para 2 o 3 semanas con buen sueldo y prestaciones. CCOO ha elaborado una guía cuyos principales inconvenientes son casa y comida.

el 21 ago 2014 / 09:00 h.

TAGS:

Llega la vendimia francesa. Como todos los años por estas fechas. Y como todos los años, más o menos el mismo nivel de contrataciones, y más o menos el mismo número de trabajadores españoles que acuden por unas semanas atraídos por los sueldos y las prestaciones, pero también por el mero hecho de tener un empleo siquiera temporal. Entre 14.000 y 15.000 jornaleros partirán desde España, de ellos unos 11.000 de Andalucía. Las provincias que desplazan son Jaén y Granada, con más de 3.000 cada una, seguidas de Sevilla y Cádiz. Los primeros autobuses ya van de camino –Lebrija y Los Palacios y Villafranca suelen ser puntos de salida en Sevilla–. La inmensa mayoría (90 por ciento), hombre. El 80 por ciento sólo tiene estudios primarios. Pero el 20 por ciento «son jóvenes menores de 30 años con formación universitaria, conocimiento de idiomas y sin experiencia previa en trabajos agrarios», detalla CCOO. Se llama paro. Impera el boca a boca, pero algunas webs ofertan puestos para 2 o 3 semanas con buen sueldo y prestaciones. CCOO ha elaborado una guía cuyos principales inconvenientes son casa y comida. Un jornalero andaluz en la vendimia francesa. / GUILLAUME HORCAJUELO (EFE) Un jornalero andaluz en la vendimia francesa. / GUILLAUME HORCAJUELO (EFE) Contratación por el boca a boca pero existen algunas webs De entrada, Comisiones Obreras deja muy claro que, como sindicato, no realiza labores de intermediación laboral. Es decir, el trabajo hay que buscárselo. ¿Dónde? Las principales webs para hacerlo son: la del servicio público francés de empleo (www.pole-emploi.fr), la de la Asociación Nacional para el Empleo y la Formación en Agricultura (www.anefa.org) y la del portal europeo de empleo Eures (http://ec.europa.eu/eures/home.jsp?lang=es). Cuidado, las dos primeras están en francés, de ahí que la primera recomendación sea escoger un buen traductor de páginas web. Si se encuentra empleo, para salir hacia el destino hay que disponer de: DNI o pasaporte, tarjeta sanitaria (especial atención a ésta para evitar problemas a la hora de costear médicos o medicamentos), precontrato u oferta laboral por escrito (siempre por escrito, porque al volver a España, lo que cuenta es el contrato). «La inmensa mayoría de las ofertas agrícolas temporales no llegan a anunciarse en ningún sitio sino que se cubren por medio del boca a boca. De hecho, las hace el patrono directamente al trabajador porque se conocen de años anteriores, y estos repetidores buscan a familiares, amigos y vecinos». Casi 10 euros la hora pero poca vivienda y comida El Salario Mínimo Interprofesional para 2014 en el país vecino es de 9,53 euros por hora trabajada (la semana laboral son 35 horas). Se puede también trabajar a destajo, esto es, por kilos, siendo la referencia la media que se pagó el año pasado: 0,20 euros por kilo. La legislación francesa precisa que no se puede trabajar más de 10 horas al día con un descanso entre jornada y jornada de 11 horas consecutivas mínimo. La retribución es atractiva, sí, pero hay que tener en cuenta que la vendimia está cada vez más mecanizada y los contratos oscilan sólo entre las dos y las tres semanas. Esta limitación temporal, unida a la escasez de ofertas que ofrecen alojamiento y comida, hacen que en muchas ocasiones desplazarse a trabajar a Francia no resulte rentable, sostiene el sindicato. Es decir, hay que buscarse la vivienda y el sustento porque, salvo ‘rara avis’, el empresario ni ofrece una cosa ni la otra. El pago depende de cada zona y la hora extra se abona Aunque la norma general habla de 35 horas por semana, la duración máxima diaria de la jornada de trabajo efectiva puede ser de 10 horas y la máxima semanal, de 48 horas. La mejora salarial de estas horas extraordinarias es la siguiente: entre más de 35 horas y hasta las 43, incremento del sueldo en un 25 por ciento; más de 43 horas y hasta las 48, aumento del 50 por ciento. Las remuneraciones inferiores a 1.187,00 euros netos mensuales, asimismo, están exoneradas del impuesto sobre la renta. El sueldo, además, depende de la zona vitivinícola en la que se esté trabajando: el más alto corresponde al abonado en el departamento de Rhône Alpes y el más bajo, en los más cercanos a la frontera con España. En cuanto a las categorías laborales de la vendimia, hay cuatro: corteador, portador, conductor y vaciador. Tener dos hijos a cargo genera prestaciones sociales A partir del segundo hijo a cargo, el Estado francés concede prestaciones sociales, siempre y cuando el hijo no supere los 20 años o si rebasando esta edad su sueldo mensual es inferior al 55 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional. Los importes actuales son: 2 hijos a cargo, 129,35 euros; 3 hijos a cargo, 295,05 euros; 4 hijos a cargo, 460,77 euros. Las solicitudes se han de realizar preferentemente allí, o de regreso a España (con el contrato y la nómina en mano) en las delegaciones provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social, prescribiendo las prestaciones en el plazo de dos años (más información al respecto en http://vosdroits.service-public.fr/particuliers/N156.xhtml). Y tajante: sin empleo, ni tan siquiera viajar El sindicato es tajante: «Se recomienda no viajar si no se tiene empleo, puesto que una en vez en Francia, es muy difícil encontrar empleo y no tendrás ayudas». Si surgen problemas, he aquí algunos lugares a los que acudir: Federación Agroalimentaria de CCOO (00 34 915409266/18), Consejería de Empleo y Seguridad Social en París: (00 33 153700520) y www.empleo.gob.es/es/mundo/consejeria/francia/index.htm.

  • 1