Deportes

'Venimos con humildad sabiendo lo difícil que es repetir estos éxitos'

Rafael Nadal, próximo número uno del tenis mundial, ha sido uno de los principales contribuyentes al exitoso año que vive el deporte español y una de las principales expectativas para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

el 15 sep 2009 / 09:27 h.

Rafael Nadal, próximo número uno del tenis mundial, ha sido uno de los principales contribuyentes al exitoso año que vive el deporte español y una de las principales expectativas para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

El tenista balear lideró la puesta en escena oficial del equipo español de tenis en Pekín. Acaparó gran parte de las demandas de los medios de comunicación. A pesar de compartir la presentación con el resto de integrantes, tanto del equipo masculino como del femenino.

Los triunfos en Roland Garros y Wimbledon, las victorias ciclistas en el Tour de Francia y el Giro de Italia o la conquista de la Eurocopa por la selección española de fútbol, han dirigido las miradas del mundo hacia el deporte español.

"El año para el deporte español ha sido fantástico. Venimos con humildad sabiendo lo difícil que es conseguir lo que hemos hecho. Será difícil repetir una temporada como esta. A veces, cuando ocurre esto, nos acostumbramos demasiado a las victorias y dejamos de valorarlas. Nos olvidamos de lo complicado que ha sido", subrayó Rafael Nadal, que ocupará la cima del circuito masculino dentro de doce días.

"Para mí el número uno es un triunfo bonito. Pero no tengo tiempo de disfrutarlo porque estoy en los Juegos y esta es una experiencia única. Y ahora sólo pienso en intentar hacerlo lo mejor posible", añadió el tenista de Manacor.

"Es una experiencia inolvidable estar aquí. Estar en la Villa Olímpica con deportistas a los que ves por la televisión es una experiencia maravillosa", insistió la raqueta española, que apenas ha tenido tiempo de descansar, especialmente en los últimos meses. Afronta ahora su esfuerzo final del curso.

"El calendario de este año es terrorífico. No he tenido tiempo de descanso. Sólo una semana después de Wimbledon. Es un año duro y difícil y espero que los días de entrenamiento sean suficientes para afrontar la competición. Tengo que asimilar un cambio horario de doce horas. Pero los últimos esfuerzos de la temporada son aquí y en Estados Unidos porque después la temporada vuelve a Europa", indicó Nadal.

El tenista español aclaró que, a pesar de las apariencias, no va "sobrado de fuerzas". "No me veo más fuerte que el resto", dijo.

Nadal puede consolidar su condición de número uno si logra el oro en Pekín. Los puntos que otorga el torneo de tenis pueden ampliar la ventaja del español respecto al suizo Roger Federer una vez concluyan los Juegos. "Nadie piensa en los puntos que hay en juego para el circuito. Sino en representar a un país y conseguir una medalla para tu país", aclaró Nadal.

  • 1