Deportes

Verdasco abre como quería y Costa opta por Ferrero en vez de Almagro

Fernando Verdasco asumirá la condición de líder del equipo español de Copa Davis contra Alemania, este fin de semana en Puerto Banús, y lo hará además abriendo esta eliminatoria de cuartos de final del Grupo Mundial, contra Andreas Beck, tal y como él mismo deseaba.

el 16 sep 2009 / 05:28 h.

Fernando Verdasco asumirá la condición de líder del equipo español de Copa Davis contra Alemania, este fin de semana en Puerto Banús, y lo hará además abriendo esta eliminatoria de cuartos de final del Grupo Mundial, contra Andreas Beck, tal y como él mismo deseaba.

El sorteo, realizado hoy en el Club de Mar de esta localidad, resultó tal y como quería el propio jugador madrileño, que ya asumió el papel de máximo responsable en la final del pasado año ante Argentina en Mar del Plata. Allí cerró con triunfo la victoria española y ahora abrirá él este duelo para intentar ganar el primer punto, y jugar luego el sábado el doble junto con Feliciano López.

Pero al llegar los jugadores al lugar del sorteo se produjo la primera sorpresa. Faltaba Nicolás Almagro y su silla la ocupaba Juan Carlos Ferrero. Albert Costa, capitán del equipo, había decidido la noche antes situar a Ferrero, que en principio era quinto jugador y reserva, como integrante de la formación, y el murciano, aceptó a con deportividad la decisión, pero no acudió a la tradicional cena de equipos que tuvo lugar el miércoles.

Almagro durmió ya en Murcia, donde se ha entrenado esta misma mañana, y ya piensa solo en prepararse para el torneo de Bastad (Suecia) que comienza este próximo lunes. "Acepto la decisión de Costa, como todo deportista, porque él tiene que elegir a los cuatro mejores", dijo Almagro a EFE.

En cualquier caso, Verdasco y Tommy Robredo fueron los elegidos para disputar los individuales, mientras que por Alemania lo harán Philipp Kohlschreiber y Andreas Beck, éste último escogido por el capitán Patrick Kuhnen, "por su buena actuación en la temporada de tierra batida", señaló el seleccionador, con especial inflexión en el Masters 1000 de Montecarlo, donde alcanzó los cuartos de final tras salir de la fase previa. Es decir, ganando cinco partidos.

Beck debutará así en Copa Davis y lo hará contra Tommy Robredo en el segundo partido del viernes, primero entre ambos. Verdasco y Kohlschreiber se han medido en seis ocasiones, con 3-3 pero Fernando ha ganado las dos últimas este mismo año, en Indian Wells (dura) y en Montecarlo (tierra), donde le masacró por 6-3 y 6-4.

Kuhnen, como es lógico dio a España como favorita, pero advirtió que tiene un "libro negro" para encontrar las soluciones y afrontar los partidos con esperanzas. "Hace calor, y eso hará que el juego sea más rápido y ofensivo, y eso nos favorecerá", dijo. El doble germano lo completan Nicolas Kiefer y Misha Zverev, de origen ruso.

Marbella alberga por segunda vez en su historia una confrontación de Copa Davis. La primera hace 20 años tuvo lugar en las instalaciones de Puente Romano, contra México, con victoria española por 3-2.

De la pista instalada en el aparcamiento de Tierra Mítica en Benidorm, a la plaza de toros de Andalucía La Nueva en Puerto Banús, con 11.000 plazas, sin riesgo ahora de vientos amenazantes que pongan en peligro la confrontación, tal y como sucedió en terreno alicantino.

Sobre el papel, el compromiso no parece en teoría de tanto riesgo deportivo para el equipo español, cuyo potencial incluso con las bajas de Rafael Nadal, con su tendinitis crónica en las rodillas, y David Ferrer, por una rotura fibrilar, es superior al germano.

En su segunda actuación como capitán del equipo español, Albert Costa ha cubierto como ha podido estas dos bajas de importancia. Primero incluyó a Nicolás Almagro, reserva en principio, y luego después de la baja de Ferrer, a Juan Carlos Ferrero que aceptó su papel de quinto jugador, para demostrar luego en los entrenamientos que debía ser él el titular, y lo lógico es que si la eliminatoria está decidida el sábado, el de Onteniente juegue el domingo.

El duelo será una repetición de la eliminatoria que ambos equipos disputaron el año pasado en Bremen, en esta misma ronda, con victoria española a domicilio por 4-1.

El equipo español pretende seguir la historia de esta competición y como los dos anteriores ganadores de este título, quiere alcanzar las semifinales. Así aparece en cuartos de final por tercer año consecutivo, después de vencer esta temporada a Serbia en Benidorm por 4-1.

El conjunto español ha ganado sus últimas cinco eliminatorias de Copa Davis y está a tres de igualar su mejor marca (establecida en 1965) cuando alcanzó la final por primera vez.

En casa, el equipo español mantiene una racha victoriosa de 15 eliminatorias, la segunda mejor marca tras Rusia, con 16. La última derrota de España, siendo anfitrión, data de 1999 contra el Brasil de Gustavo Kuerten en Tarragona, la última también en tierra. España ha ganado 17 confrontaciones seguidas en polvo de ladrillo desde aquella derrota.

De ganar en Puerto Banús el conjunto español se mediría con el vencedor del duelo que disputan en Tel Aviv este mismo fin de semana Israel y Rusia. Si es contra los israelíes la confrontación se disputaría en España, contra los rusos tendría que viajar fuera.

Alemania juega su tercer cuarto de final consecutivo. Este año ha vencido a Austria por 3-2 en la primera ronda. Campeona en tres ocasiones (1988-89 y 1993), con el actual capitán Patrick Kuhnen en aquellas formaciones, la última vez que logró las semifinales fue en 2007.

De gran tradición en esta competición, con Boris Becker como principal figura y Gottfried Von Cramm como jugador más productivo con 82 partidos ganados, Alemania ha estado ausente del Grupo Mundial solo en tres ocasiones (1983, 2004-2005) en sus 29 años de historia. El conjunto germano figura en el quinto puesto de la clasificación por naciones de la FIT.

  • 1