Deportes

Verdasco-Feliciano: el final de una pareja

Fuerte autocrítica del dúo español. Feli ve improbable que la relación tenga más futuro en la Copa Davis.

el 03 dic 2011 / 18:27 h.

El tenista Feliciano López.
Fernando Verdasco y Feliciano López entraron en la gran sala de prensa del Estadio de la Cartuja con la derrota grabada, indeleble, en sus rostros. Nada que objetar a la victoria de la pareja argentina y mucho que reprocharse a sí mismos, naturalmente. Así transcurrió la comparecencia del dobles español, entre lamentos, autocrítica y la casi convicción de que esta relación de pareja tenística ha tocado a su fin en la Copa Davis. Así lo expuso Feli, para quien Verdasco, por cierto, acabó pidiendo un aplauso al final después de que su amigo y "hermano" se castigase a sí mismo con una crítica más allá de lo normal en el mundo del deporte.

"No he entrado al partido en ningún momento. Fer ha estado muy positivo, intentando levantarme el ánimo, pero ha sido uno de esos días en que me gustaría desaparecer. No he estado cómodo en ningún sitio, ha sido mi peor partido con diferencia en la Davis. Lo único que me reconforta es que gracias al punto que gané en Austin estamos aquí", dijo Feliciano. "Él lo ha intentado todo. Es duro, porque para mí es como un hermano. Sé que lo está pasando bastante mal y pido un aplauso de todos los españoles para él, creo que se lo merece", espetó Verdasco cuando el turno de preguntas ya había concluido.

La rueda de prensa sonó a despedida, para qué engañarse. El capitán, Albert Costa, no lo admitió porque "primero hay que estar concentrados en acabar este año", pero defendió el dúo Feli-Fer de las críticas: "Ellos siempre se han compenetrado bien. Ahora no están en su mejor momento, pero han ganado otros partidos importantes y si ganamos la Davis, también ha sido gracias a ellos". Pero entonces llegó Feliciano y casi dio por hecho que hasta aquí hemos llegado: "El próximo año será complicado, hay Juegos Olímpicos y en mi caso me plantearé si sigo jugando el dobles. Si podemos seguir jugando, jugaremos, pero será un año difícil para jugar dobles".

LA TRAMPA DE NALBANDIAN. En el bando argentino, David Nalbandian, veterano donde los haya, mantuvo toda la presión sobre la Armada. "Fue un día bueno para nosotros, pero la serie sigue bien para España. Tienen dos individuales de muy alto nivel. Tienen que estar tranquilos porque tienen un equipo muy, muy bueno", indicó Nalbandian.

El tenista cordobés, que regresaba a la alta competición después de casi dos meses apartado de las pistas por lesiones, destacó que se sintió "muy bien" junto a Eduardo Schwank y confesó que le habría gustado jugar "los cinco puntos". "Pero no se puede por reglamento", ironizó Nalbandian, que hoy quizá supla a Juan Mónaco ante Ferrer.

  • 1