Cultura

Verónica Forqué adapta con éxito a Woody Allen

La directora de teatro y actriz Verónica Forqué, estrenó anoche en Avilés con gran éxito la versión española de la obra escrita por Woody Allen, Adulterios, con la que pretende que, ante todo, el público se ría, ya que, "una comedia sin risas es una cosa muy triste". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 09:04 h.

La directora de teatro y actriz Verónica Forqué, estrenó anoche en Avilés con gran éxito la versión española de la obra escrita por Woody Allen, Adulterios, con la que pretende que, ante todo, el público se ría, ya que, "una comedia sin risas es una cosa muy triste".

Verónica Forqué estrenó ayer en el Teatro Palacio Valdés de Avilés la versión española de la obra Adulterios, escrita por Woody Allen y versionada por Nacho Artime. Para la ganadora de varios Goyas, dos son los objetivos teatrales de esta obra, que el público se ría y que "salga del teatro entendiendo que siempre se puede hacer algo para cambiar la vida de uno para que sea más bonita".

Un elenco de actores encabezado por María Barranco y Miriam Díaz Aroca que admiten que trabajar con Verónica Forqué es un lujo, tanto profesional como personal, "Está muy próxima a nosotros, nos entiende, escucha nuestras sugerencias. Quizás el hecho de haber sido actriz favorece esa proximidad", comentaron todos los actores (el reparto se completa con Fermí Herrero, Fernando Acaso y, la ilusionadísima, Paloma Bloyd) en la presentación de la obra que hicieron antes del estreno. Veronica Forqué califica el montaje de Adulterios de "comedia inteligente y ácida, con toques de maldad" que el autor "cuenta con mucho amor".

Woody Allen se centra aquí en una historia de personajes que viven en Manhattan y experimentan situaciones de adulterios, sospechas y desengaños.

La trama arranca con un hecho dramático: una famosa psiquiatra neoyorquina, enamorada y casada con un atractivo abogado, descubre que su marido le es infiel y recurre a su mejor amiga en busca de consejo. Enseguida comienza a sospechar que ella puede ser la amante de su esposo.

María Barranco, siempre emocionada con todos sus proyectos, explicó que encarna al personaje de una psicoanalista "que está en crisis, le están pasando cosas en su vida sentimental y, entonces, está más cabreada que de costumbre". Ha definido a su personaje como una mujer "muy malhablada" y "brillante" que es capaz de solucionar la vida a los demás, mientras sus propios problemas no sabe verlos.

Miriam Díaz-Aroca, por su parte, se ha referido a su papel como el de una mujer que muestra "ternura y descaro" en una vida personal que la siente "como un desastre", como fruto de una "pantomima".

Tras estrenar la obra en Avilés, se inicia una gira por varias plazas españolas, comenzando por la de esta noche, donde harán su segundo pase en Gijón, para seguir por Bilbao, Madrid y otras ciudades de la geografía española.

  • 1