viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

Veteranos con mucho ritmo

Unos 800 socios de los centros de día de mayores de Sevilla están en La Rinconada para participar en el II Certamen de Bailes de Salón. Tuvo lugar ayer la inauguración, a la que asistieron, entre otros, el alcalde, Javier Fernández (PSOE), y el delegado provincial de Bienestar Social, Manuel Gálvez.

el 15 sep 2009 / 21:33 h.

TAGS:

Unos 800 socios de los centros de día de mayores de Sevilla están en La Rinconada para participar en el II Certamen de Bailes de Salón. Tuvo lugar ayer la inauguración, a la que asistieron, entre otros, el alcalde, Javier Fernández (PSOE), y el delegado provincial de Bienestar Social, Manuel Gálvez. El Centro Cultural de la Villa se convirtió ayer en una gran pista de baile. Un total de 31 centros de día de la provincia participaron en la segunda edición de este concurso tan esperado por el colectivo de la tercera edad.

Desde primera hora de la tarde de ayer se respiraba un ambiente de ilusión, nervios y, sobre todo, ganas de pasarlo bien. La idea de hacerlo lo mejor posible sobrevolaba todos los corrillos que se crearon de forma espontánea, incluso los mayores de distintas poblaciones se animaban entre ellos y sentenciaban el acto bajo las clásicas palabras "lo importante es participar".

Nunca mejor dicho, porque se trata de un encuentro de aficionados y amantes del baile que en la mayoría de los casos lo practica en sus ratos libres. De hecho, es cada uno de los centros de día donde habían estado ensayando para la ocasión habían recibido clases de todo tipo de ritmos.

Motivación. Los primeros en subirse a las tablas del teatro fueron 18 socios del centro de día Pablo Picasso de San José de La Rinconada. Varios de ellos tienen experiencia en este tipo de encuentros ya que participaron el año pasado en el que se celebró en Mairena del Alcor.

Ése es el caso de María del Carmen Guillena, coordinadora del grupo que, aunque no se dedica profesionalmente a ello, se encargó de concretar los pasos y motivar al resto de sus compañeros. "Les he animado mucho y sobre todo les he aconsejado para que no se pongan nerviosos", explica. Y es que, tal y como comenta "no hay mejor forma para tranquilizarse que dejarse llevar por la música en el escenario".

Pese a que la mayoría son mujeres, también se anima algún hombre, como José Navas, que aunque ayer era la primera vez que se subía a un escenario, se mostraba "muy contento" de vivir la experiencia. "Es todo un orgullo representar a mi pueblo en un certamen como éste", manifestaba el orgulloso bailarín minutos después de la actuación.

Eso sí, ante todo reinó la diversión, la energía y la vitalidad de nuestros mayores, porque, como comentaban los bailarines del núcleo de San José, "¿qué mejor remedio para despejarse de los problemas cotidianos que el baile?". Y además de conseguirlo, sin duda, se lo pasaron en grande durante toda la tarde.

  • 1