Local

"Vi a dos jóvenes que iban muy rápido con una silla de ruedas"

El dueño de un bar próximo a León XIII vio a dos personas trasladando un bulto envuelto.

el 03 nov 2011 / 10:31 h.

TAGS:

El vecino que vio a Miguel Carcaño en el portal de León XIII no fue el único que la madrugada del 25 de enero le vio con la silla de ruedas. El dueño de un bar cercano vio aquella noche a dos personas jóvenes portando un bulto en una silla de ruedas sobre las dos de la madrugada . Luego los vi volver hasta León XIII, aunque no pudo ver qué hicieron con lo que portaban.

"Me llamó la atención ver a dos personas con una silla de ruedas a esa hora. Iban con una moqueta o una alfombra sobre la silla y pensé, que rara es la gente a la hora a la que tira las cosas", señaló ayer el testigo, que dijo estar "completamente" seguro que lo que vio fue en la madrugada del 25 de enero y no otro día. Fueron las defensas de los imputados las que intentaron confundir al testigo con la fecha, ya que éste acudió a la Policía a contar lo que había visto casi dos meses después. "La primera versión era que la habían arrojado al río y por eso no relacioné. Cuando la segunda versión, que dijo que la tiraron al contenedor con una silla de ruedas fue como un flash que se me vino a la mente", dijo.

El hombre, que conocía a Miguel porque ser cliente del bar, salió a tirar la basura y vio a "dos jóvenes que iban muy rápido con una silla de ruedas". No pudo verles las caras porque "siempre los vi de lado", pero sí dijo que eran "delgaditos" y que uno de ellos "era unos 10 centímetros más alto que el otro". Los dos iban "con sudaderas con capuchas", una de ellas "de color marfil".

Sin embargo, y pese a que no los perdió de vista, no pudo ver si los dos jóvenes introducían el "bulto" en los contenedores de la calle Jorge de Montemayor, "porque me tapaba la visibilidad un árbol y la casetilla del Supercable". Tampoco pudo precisar si la introdujeron en un coche, aunque dijo que no vio ningún vehículo que en marcha o esperando.

Coartada para Javier. Ayer también declaró la exmujer de Javier Delgado, quien confirmó su coartada. Rosa aseguró que le llamó sobre las 21.00 horas para preguntarle "dónde estaba porque él ya había llegado a mi casa en la calle Tharsis". Ella llegó a las 21.15 horas a la vivienda con su hija y Javier "estaba esperándonos viendo la tele". Luego cenó y acostó a su hija hasta que a las 23.30 horas se marchó "porque le tocaba el turno de las doce en el bar". Al día siguiente, pese a que todos los domingos iba a almorzar con su hija, no fue, aunque ningún letrado le preguntó el motivo de la ausencia. La exmujer dijo que se enteró de la desaparición de Marta cuando la Policía acudió a hablar con Carcaño y Javier le explicó que era el último que estuvo con ella. Rosa le preguntó al joven si tenía algo que ver y le contestó "que no sabía nada", añadiendo que Javier "se derrumbó" cuando detuvieron a su hermano, porque "él creía que era inocente".

Por otro lado, la jefa de Miguel corroboró ayer que éste se ausentó una hora del trabajo, volviendo a las 6.05, porque "tenía que llevarle una llave a su hermano"; mientras que un amigo de la exnovia de Samuel dijo que lo vio por Montequinto "sin coche".


  • 1