Economía

Vía libre a faenar en Marruecos para los pescadores andaluces

Los barcos de pesca artesanal podrán volver «en cuestión de días». De los 126 barcos con licencia, 98 son españoles (y de ellos 44 andaluces).

el 24 mar 2014 / 21:52 h.

TAGS:

Con la firma del rey de Marruecos se despeja la actividad pesquera para los barcos andaluces. / EFE Con la firma del rey de Marruecos se despeja la actividad pesquera para los barcos andaluces. / EFE El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha firmado ya el acuerdo pesquero alcanzado con la Unión Europea (UE), el último trámite que quedaba para que el nuevo protocolo, que permitirá faenar en aguas marroquíes a 126 barcos europeos, de los que un centenar son españoles, entrara en vigor. «Es una cuestión de días, o incluso menos», dijeron fuentes de la CE en Rabat, recalcando que ya no será necesaria la reunión de la comisión mixta. Según Pedro Maza, presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE), tras la firma del monarca, el acuerdo pesquero ha sido publicado en el diario oficial de Marruecos. Se abre ahora el periodo oficial para que los armadores ultimen los trámites de solicitud y el pago de sus licencias. «Yo ya no me atrevo a aventurar más fechas, pero puede ser que en quince o veinte días los barcos ya puedan faenar allí», explica el presidente de los armadores andaluces. Queda pendiente también la convocatoria de una comisión mixta que ultime «flecos» técnicos pendientes de negociar en el texto. El anterior acuerdo se rompió en diciembre de 2011, cuando el Parlamento europeo votó en contra de una prórroga del protocolo al entender que no beneficiaba a la población saharaui y afectaba a la sobreexplotación del caladero. El nuevo acuerdo fue firmado el 18 de noviembre de 2013 entre la CE y el Gobierno de Marruecos. El 12 de febrero el Parlamento marroquí le dio luz verde y, desde entonces, todo el sector estaba pendiente de la firma del rey marroquí. El protocolo, que tendrá una duración de cuatro años, permitirá faenar en aguas marroquíes a 126 barcos europeos, de los que 98 son españoles, en su mayoría de carácter artesanal y con más de 700 tripulantes, sobre todo de Canarias y Andalucía, comunidad que requerirá un total de 44 licencias para barcos cerqueros y de palangre de fondo de Barbate, Conil y Algeciras, todos ellos de la provincia de Cádiz, en las que trabajan más de 400 personas. Su actividad genera además otros 300 puestos de trabajo indirectos en actividades vinculadas y auxiliares. Como contraprestación Marruecos recibirá de la UE unos 40 millones de euros anuales (frente a los 36,1 millones del anterior), a cambio de mayores cuotas de capturas y de extender la zona de pesca. La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, celebró la ratificación por parte de Mohamed VI del acuerdo de pesca que da vía libre para que «este protocolo entre en vigor y la flota andaluza pueda volver a faenar en ese caladero» tras dos años de inactividad. La titular de la pesca andaluza confió en que la comisión mixta entre UE y Marruecos se reúna lo antes posible para cerrar los diferentes aspectos sobre el funcionamiento del acuerdo y el regreso de «nuestros barcos allí pueda realizarse lo antes posible», señaló la Administración andaluza en una nota. El nuevo protocolo incluye algunas mejoras para el sector pesquero andaluz como la ampliación de la zona para ejercer la actividad y el aumento de licencias en la modalidad de palangre. En lo que se refiere a la ficha técnica para el cerco, el nuevo texto establece que de las 20 licencias de las que dispone España, concretamente Andalucía, cinco –con rotación de los barcos– podrán faenar en aguas situadas más al sur de lo que se recoge en el acuerdo anterior, que limitaba la actividad al paralelo de Kenitra. En concreto, permite ejercer esta actividad hasta El Jadida. Gracias a ello se aumenta la rentabilidad de la pesquería, ya que posibilita la captura de pequeños pelágicos como la sardina y el boquerón que en primavera se desplazan hacia el sur. Asimismo, en lo que respecta al palangre de fondo, se contemplan cuatro licencias más para los dos estados implicados (España y Portugal) y la posibilidad de poder faenar también hasta el paralelo de El Jadida, al menos durante el primer año del acuerdo. Otra de las mejoras que establece el protocolo es que el desembarco de la pesca de esta modalidad en puertos marroquíes sea voluntario y no obligatorio, lo cual permite garantizar la frescura y calidad del pez sable, la especie que mayor rentabilidad otorga a esa flota.

  • 1