Economía

Vía libre a las leyes que abaratan la hipoteca

Modificar las condiciones de una hipoteca media de 120.000 euros conllevará una rebaja en notaría y gastos registrales de casi 300 euros.

el 14 sep 2009 / 20:34 h.

Modificar las condiciones de una hipoteca media de 120.000 euros conllevará una rebaja en notaría y gastos registrales de casi 300 euros. Prolongar la vida laboral, por su parte, supondrá mayor pensión. Son las claves de las dos reformas económicas que aprobó el Congreso.

La reforma de la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario abarata la modificación de las condiciones de las hipotecas constituidas a partir de su entrada en vigor. Con esta nueva ley, se reducirán los costes de notaría, registro e impuestos derivados de cambios en las hipotecas, de manera que, por ejemplo, en la modificación de una hipoteca de 120.000 euros y a interés variable estos gastos pasarán de 351 a 67 euros.

Con la norma reformada, tales recortes en los costes se extienden a todas las hipotecas existentes tras la entrada en vigor de la normativa, que será un día después de su publicación en el BOE. La normativa aprobada limita al 0,5% las comisiones por amortización anticipada del préstamo a interés variable y lo reduce al 0,25% si el crédito tiene más de tres años.

Además, establece que sólo podrá cobrarse una tasa por cancelación anticipada de un préstamo a tipo fijo cuando suponga una pérdida de capital para la entidad. Por tanto, más beneficio para el hipotecado.

Las hipotecas inversas ahora también cuentan con un nuevo marco legal tras la aprobación de la normativa, y las podrán solicitar las personas mayores de 65 años o dependientes para poder obtener un crédito con cargo a su vivienda con el fin de percibir una renta periódica.

Estas hipotecas se podrán suscribir sobre cualquier vivienda, sea o no habitual, si bien las ventajas fiscales de las que se pueden beneficiar las personas que las contraten sólo serán para quienes lo hagan con cargo a su vivienda habitual.

Hasta aquí, hipotecas. En el terreno laboral, los trabajadores que decidan prolongar su vida laboral más allá de los 65 años verán premiados sus esfuerzos.

El Congreso aprobó la ley que permitirá que aquellos que se jubilen con 66 o más años vean incrementada anualmente un 2% su pensión por cada año cotizado después de esa edad. Este porcentaje será del 3% si se acreditan carreras de cotización de 40 años, de tal forma que si un trabajador se mantiene en activo hasta los 70 y ha cotizado 40 o más años, verá mejorada su pensión un 15%.

La ley fija, asimismo, que en los casos en que se supere la pensión máxima, se reconocerá el derecho a percibir anualmente una cantidad a tanto alzado, cuyo importe dependerá de los años cotizados. La Ley de Reforma de la Seguridad Social, defendida por el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, fue aprobada tras incorporar varias de las enmiendas del Senado.

También introduce la mejora en la pensión para los prejubilados antes de enero de 2002 o la ampliación del concepto de familia numerosa. Entre otros aspectos, contempla la consideración del periodo del servicio militar como tiempo cotizado o el aumento, hasta los 15 años, del periodo exigido para percibir una pensión de jubilación. La ley entrará en vigor el 1 de enero de 2008.

  • 1