Viacrucis del patrón de Utrera por el año de la fe

El Cristo de Santiago recorrerá las calles de la ciudad dando inicio a las misiones populares.

el 30 oct 2013 / 00:04 h.

El Crucificado durante el viacrucis anual que realiza por el interior del templo parroquial. El Crucificado durante el viacrucis anual que realiza por el interior del templo parroquial. El Año de la Fe dejará un acontecimiento histórico en Utrera en la jornada del 1 de noviembre. El patrón de la ciudad, el Cristo de Santiago, protagonizará un viacrucis inédito, que llevará a este Crucificado a discurrir por diversas calles de la localidad, conectando las tres parroquias. En rara ocasión puede verse al patrón fuera de la parroquia de Santiago el Mayor, de donde los jóvenes de Utrera no recuerdan haber visto su salida. Únicamente ocurría en casos puntuales, como rogativas de lluvias, llevando muchos años sin que se haya programado una convocatoria similar. El Crucificado solamente recorre el interior del templo cada mes de febrero, coincidiendo con los cultos anuales en su honor, cuando preside un viacrucis interno bajo las portentosas naves del templo parroquial. Ahora, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías ha recibido el visto bueno del Arzobispado para que el Cristo de Santiago sea el protagonista de un viacrucis extraordinario. Además de enmarcarse en los actos programados con motivo del Año de la Fe, también servirá como inicio para las misiones populares que se vivirán en la localidad en los próximos meses, convocadas por la Iglesia utrerana. El 1 de noviembre se desarrollará dicho acontecimiento, que llevará al patrón a recorrer las tres feligresías del municipio. A las 19.30 horas tendrá lugar la celebración de una eucaristía en la parroquia de San José, desde donde se iniciará el recorrido, una vez que el Crucificado haya sido trasladado hasta allí en la jornada previa. Al término de la misa, comenzará el viacrucis, que discurrirá por las calles María Auxiliadora, Partera, Clemente de la Cuadra, plaza del Altozano, Perafán de Rivera, La Plaza, Menéndez Pelayo, Padre Miguel Román y llegada a la parroquia de Santa María de la Mesa. Desde ahí enfilará por Sor Marciala de la Cruz, Santa Ángela de la Cruz, San Fernando, plaza Enrique de la Cuadra, La Plaza, Perafán de Rivera y Ponce de León, culminando en la parroquia de Santiago. A lo largo de este itinerario, el Consejo de Hermandades ha previsto el rezo de las 14 estaciones del viacrucis. En cuanto al cortejo, podrá verse, por una parte, dos cirios flanqueando el cuadro correspondiente a cada una de las estaciones del viacrucis, y que son los que se encuentran en San José, obra del pintor Diego Neyra. Tras cada uno de estas pinturas estarán otros dos cirios, cerrando el grupo de cada hermandad el propio estandarte de dicha corporación, junto a otras dos velas. Tras la presencia de todas las cofradías utreranas, que estarán ubicadas atendiendo a su orden de antigüedad, se situarán los miembros de la mesa permanente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, con varas. A continuación, estarán los acólitos, antecediendo a la imagen del Crucificado, que será portado en las andas sobre las que procesionó el Cristo de los Milagros antes de disponer de su actual paso, de la misma forma en que esta imagen salía a la calle. En este acto participará el coro del Dulce Nombre, de Alcalá de Guadaíra. En cuanto al desarrollo del acontecimiento, cada uno de los cuadros saldrá del cortejo en el punto establecido para rezar la estación correspondiente, mientras que la comitiva seguirá avanzando hasta que el patrono de Utrera alcance el lugar en cuestión. Una vez finalizado dicho rezo, la pareja de cirios y la pintura se situarán tras los miembros del Consejo de Hermandades por lo que, al final del evento cofrade, los cuadros con las 14 estaciones estarán de nuevo ordenados, y situados uno tras uno. En cualquier caso, los actos darán comienzo la tarde previa, cuando la hermandad del Silencio –de la que es titular el Crucificado– realice el traslado de la imagen desde la parroquia de Santiago el Mayor a la de San José. Así, a las 20.00 horas está programada una misa para, a continuación, realizar el citado traslado. Recorrerá la calle Ruiz Gijón, plaza de la Constitución, Sevilla, Partera y María Auxiliadora. El cortejo lo abrirá la antigua cruz de guía de dicha corporación –la que representa la cruz de Santiago–flanqueada por dos faroles, llegando a continuación los hermanos de la cofradía con cirios. Tras ellos se situará el estandarte de la hermandad, la presidencia –también con cirios– y los acólitos. Finalmente estará la imagen del patrono, que será portada a hombros, junto a cuatro faroles. En este pequeño acto podrá escucharse música de capilla. Una vez en San José, el Cristo de Santiago protagonizará una vigilia de oración. Se desarrollará de 23.00 a 24.00 horas, un tiempo en el que los presentes podrán participar durante el rezo de una oración dirigida, que incluirá momentos de adoración a la Cruz, lectura de la Palabra y adoración eucarística. Está organizado por la asociación juvenil Aldaba, a propuesta de las tres parroquias de la ciudad, y en coordinación con el Consejo de Hermandades. En caso de que se registraran precipitaciones coincidiendo con alguna de esas dos jornadas, el planteamiento del Consejo de Hermandades es proceder al rezo del viacrucis en el templo en el que se encuentre el crucificado. Las andas estarían situadas en el altar mayor, aunque no se moverían de dicho sitio a lo largo del acto religioso.  

  • 1