Local

Viaja en bus desde Rumanía para asesinar a su exmujer

Fue detenido antes de matarla gracias a que una hija de víctima y agresor avisó a la Guardia Civil

el 31 jul 2011 / 19:25 h.

TAGS:

El aviso de una joven, que denunció a su padre por maltratar a su madre, evitó una desgracia en la comarca de La Vega. La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 65 años de nacionalidad rumana por un supuesto delito de violencia de género, tras ser alertados de un posible intento de homicidio.


Todo empezó cuando el Instituto Armado fue alertado de un posible intento de homicidio, por lo que movilizó a varias patrullas. Cuando llegan al lugar indicado, son abordados por una joven que sale de unos matorrales y, en estado de "gran nerviosismo y llorando", advierte a los agentes que su padre "quiere asesinar a su madre en su casa, que ella se ha escapado y se ha escondido para poder llamar a la Guardia Civil".


Además, la chica informa de que sus padres se encuentran actualmente separados y su padre, al parecer, ha viajado desde Rumanía tres días en un autobús, ha llegado a la vivienda en la que viven su madre, ella y sus hermanos y ha comenzado a golpear a su madre "manifestando su intención de matarla", ha señalado.


Mientras que uno de los agentes permanece con la chica dado el estado de nervios en el que se encontraba, el resto de sus compañeros irrumpieron en la casa en cuestión y procedieron "con rapidez" a la detención de un varón que es quien, al parecer, estaba cometiendo estas agresiones.


Los agentes, posteriormente, encuentran en el interior de un cuarto de baño a una mujer con el cuerpo lleno de lesiones. Por ello, decidieron trasladarla al centro de salud más cercano, donde determinaron que era conveniente derivarla para ser tratada en un hospital de la capital.


El detenido es un hombre de nacionalidad rumana y 65 años que responde a las iniciales F.E., a quien la Guardia Civil imputa un supuesto delito de violencia en el ámbito familiar, violencia de género. Una vez fue puesto a disposición judicial, el magistrado ha dictado una orden de alejamiento y ha decretado su ingreso en prisión a la espera de juicio.


La denuncia interpuesta por los familiares ha frustrado ya varios casos de violencia de género en la provincia. Fue el aviso de un padre el que llevó en abril pasado a la Guardia Civil a detener a un hombre de 38 en Herrera por "pegar e insultar" a su novia, que sólo tenía 16 años de edad. Sólo un mes antes, también los agentes del Instituto Armado arrestaron a un hombre de 37 años de Aguadulce que había perseguido "armado" en plena calle a su mujer, a la que llegó a disparar.


La Consejería de Igualdad de la Junta señaló hace unos días que el mensaje de no estar callados frente al maltrato está calando en la sociedad, ya que las denuncias por violencia de género aumentaron un 6% en el primer trimestre del año en Andalucía.

  • 1