Local

Viaje a las letras del pasado

El Alcázar acoge una muestra de libros y manuscritos de los siglos XIII al XVIII, algunos incunables.

el 14 sep 2011 / 21:26 h.

TAGS:

Luis Rey Goñi, el director del colegio San Francisco de Paula, muestra a los ediles Amidea Navarro e Ignacio Flores la exposición conmemorativa.

Con una exposición en el Alcázar de los fondos antiguos de su biblioteca, que recoge 80 libros y manuscritos de entre los siglos XIII y XVIII, el colegio San Francisco de Paula inició ayer los actos conmemorativos de sus 125 años. La muestra podrá visitarse en el palacio hasta el próximo 23 de octubre, y luego será trasladada al patio de Filología de la Universidad de Sevilla, donde permanecerá entre el 15 de febrero y el 19 de marzo de 2012.

El director del colegio, Luis Rey Goñi, inauguró ayer esta exposición titulada El esplendor de la letra acompañado por la delegada del distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro; el coordinador de la muestra, Juan Gil; y antiguos alumnos destacados del centro como el catedrático de la Universidad americana de Harvard Francisco Márquez Villanueva o el abogado Juan Salas Tornero.

En la muestra se recogen algunos de los ejemplares "más significativos y valiosos" del centro, algunos en ediciones incunables, es decir, impresos antes de 1501. El libro impreso más antiguo se remonta a 1497; mientras que el documento manuscrito más temprano data de 1258, según informó el colegio, que destacó que "estos valiosos documentos se encuentran en un notable estado de conservación".

Las dos primeras vitrinas se dedican al avance científico y la recopilación del conocimiento e incluyen, entre otros, una edición post-incunable de las Etimologías de San Isidoro y un volumen de la primera edición de la Encyclopédie de Diderot y d'Alembert.

También hay explicaciones de Newton por Pemberton y Voltaire, obras pioneras de José y Cristóbal de Acosta sobre las tierras exploradas de América y Asia, obras pedagógicas de Erasmo y Dionisio Cartujano y un volumen que aún conserva las cadenas que en el siglo XVII sujetaban los libros a la biblioteca.

Las dos siguientes vitrinas recogen volúmenes históricos: manuscritos de Alfonso X, despachos con las firmas de Fernando el Católico y Felipe II, un testimonio del reinado inglés de Felipe de Habsburgo (aún no coronado Felipe II de España) con María Tudor, la crónica de la guerra civil escrita por el conde de Clarendon, una edición del Institutio Principis Chirstiani de Erasmo y un manuscrito de la Monita secreta de Acquaviva.

El tercer bloque versa sobre literatura y recoge impresiones, algunas incunables, de obras del periodo que va desde la época romana hasta la Revolución Francesa, como ediciones de Plauto y Lucrecio por Aldo Manuzio, un Terencio rubricado a mano o una edición de Lope de Vega publicada en vida del autor.

La última sección está dedicada a Sevilla, con publicaciones de los Cromberger, principales impresores de la ciudad en el siglo XVI e introductores de la imprenta en América hacia 1538. Figura una temprana edición de Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán, remedios propuestos para las frecuentes crecidas del Guadalquivir, documentos sobre la decadencia de Sevilla tras su época dorada, villancicos cantados en la Catedral y la admonición a los ciudadanos que sufrieron el terremoto de Lisboa o la Ejecutoria de hidalguía de los Ximénez de Enciso.

UN COMPLETO PROGRAMA DE ACTOS

Desde una muestra fotográfica hasta un vuelo de cometas en el Alamillo, el colegio San Francisco de Paula ha previsto un sinfín de actividades para celebrar los 125 años de vida de este centro educativo "privado y laico, ideológicamente independiente y de carácter muy familiar, que ha formado a más de cuatro generaciones de sevillanos en los principios de respeto y trabajo", según la definición del propio centro.

En el programa han colaborado instituciones como la Cámara de Comercio, la Universidad Internacional de Andalucía, Unicef, el Bachillerato Internacional, la Academia de Ciencias Sociales y el Ayuntamiento de Sevilla.

Tras la muestra de fondos antiguos, están previstas una exposición colectiva de pintores formados en el colegio, un concierto ofrecido por antiguos alumnos y un proyecto piloto de fomento de la cultura emprendedora para la ESO.

Los alumnos participarán de forma directa. Ya han comenzado con un concurso de fotografías y un certamen literario dedicado a la historia y los valores del colegio.

En el acto central del aniversario, previsto el 1 de octubre y al que se espera que asistan cientos de antiguos alumnos, se estrenará un video histórico elaborado a partir de la carta que Luis Rey Guerrero, abuelo del actual director, escribió a su hijo, Luis Rey Romero, padre del actual director, sobre los fines que debían guiar a la dirección del centro. Una carta emotiva en la que Luis Rey Guerrero describía a su hijo las duras dificultades económicas de los comienzos, las penurias sufridas durante la guerra y los obstáculos para realizar a principios de los 60 las primeras reformas de ampliación de la que todavía es la sede del colegio, en pleno casco histórico.

  • 1