Local

Viaje por las entrañas de San Luis

Habrá que esperar dos años para ver uno de los ejemplos del mejor barroco sevillano por antonomasia en su pleno apogeo. La iglesia de San Luis de los Franceses será sometida antes de empezar 2010 a su quinta intervención. La rehabilitación servirá para poner en valor la Capilla Doméstica, la gran desconocida del templo.

el 16 sep 2009 / 03:05 h.

TAGS:

Habrá que esperar dos años para ver uno de los ejemplos del mejor barroco sevillano por antonomasia en su pleno apogeo. La iglesia de San Luis de los Franceses será sometida antes de empezar 2010 a su quinta intervención. La rehabilitación servirá para poner en valor la Capilla Doméstica, la gran desconocida del templo.

San Luis de los Franceses (construida entre 1699 y 1731) está en buenas manos. De eso dan fe los canónicos del Cabildo Catedral cuando vieron el resultado de la restauración integral del Divino Salvador que acometió el arquitecto Fernando Mendoza. Ahora, a Mendoza, le tocará guiar la ejecución del proyecto de rehabilitación que ha diseñado para devolver al templo de San Luis todo el esplendor perdido del barroco sevillano.

Mendoza fue quien explicó, en compañía del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, y la diputada provincial de Cultura e Identidad, Guillermina Navarro, los pormenores del lavado de cara al que se va a someter una de las casas que tuvieron los Jesuitas en Sevilla. Actualmente sacralizada, San Luis guarda en sus entrañas toda una joya del XVIII, y desconocida, la Capilla Doméstica, antiguo noviciado de los Jesuitas, que se une a la puesta en valor del conjunto museístico del templo.

Ambas partes, que se acometerán bajo un presupuesto de 3.145.000 euros puestos al alimón por el Ministerio de Fomento y la Diputación de Sevilla -ostenta la titularidad del edificio-, son las que comprenden el proyecto. Según aseguró Rodríguez Villalobos, la rehabilitación comenzará antes de final de año. Y por no dar una fecha exacta, Mendoza dijo que se finalizarán "en dos años".

Después de que el edificio haya pasado cuatro intervenciones en su historia -la cubierta, las torres gemelas de la fachada, la propia fachada y la cúpula- los trabajos de esta quinta se centrarán en la revisión total del edificio, incluyendo la iglesia, la carpintería mudéjar del conjunto y la cripta, así como cubiertas, cerramientos y carpinterías para garantizar su conservación correcta. También se tratarán los siete retablos de Pedro Duque Cornejo que componen el mobiliario del templo y se recuperará la policromía original de los pilares salomónicos. Además se colocarán accesos para minusválidos, aseos y una nueva iluminación. Todo ello con un equipo de restauradores formado por 10 o 15 personas.

En la Capilla Doméstica, de principios del siglo XVIII, se hará una entrada independiente por la calle Divina Pastora, además de recuperar el retablo de Duque Cornejo y se investigará la cripta que guarda bajo tierra. Tras la restauración, como apuntó Villalobos, "el templo recibirá visitas culturales y se incluirá como reclamo turístico de Sevilla y su Provincia". Sin duda, todo un acierto.

  • 1