Economía

Viajes llenos de experiencia para sobrevivir

Andalucía cuenta con 720 agencias de viajes, ocho oficinas menos que en 2010.

el 20 ago 2011 / 19:45 h.

Ofrecer experiencias. Ese es el objetivo de una agencia de viajes. Aunque hoy en día la comodidad de las agencias on line deja en la retaguardia a las oficinas físicas, la realidad es que la caída de puntos de venta se ha estabilizado después de tres años.

Pese a que desde 2008 Andalucía echaba el cierre a 140 agencias por año, durante el primer semestre de 2011 solo cerraron ocho oficinas. Este descenso del 1% "no es significativo" para el director de Marketing de Amadeus España, Íñigo García-Aranda, si se tiene en cuenta que España vive un estancamiento.

En este sentido, Andalucía tiene los deberes hechos. La comunidad es la tercera región, detrás de Madrid y Cataluña, con más puntos de venta -un 10,4% a nivel nacional-, que suman 720.

Estas cifras son el preludio de la estabilidad en la que se encuentra el sector en estos momentos. Según García-Aranda, la política de ajuste a la que se han sometido las agencias de viajes es la gran responsable de que hoy el sector respire más tranquilo.

No es difícil encontrar el foso de las agencias. Muchas páginas web aprovecharon las posibilidades de internet para ofertar grandes viajes a un precio más que asequible. Es en este momento, según el responsable de Marketing del proveedor tecnológico, cuando las agencias tradicionales tuvieron que cambiar su estructura de negocio.

Dentro de esta renovación, ya no vale con vender un billete de avión o reservar una habitación de hotel. Ahora las agencias tradicionales se hacen valer por el asesoramiento. Una guía de la que depende el 50% de la elección del viaje. Como explica el director de Marketing, "internet no es un enemigo, sino un aliado para que el cliente encuentre en los puntos de venta más allá de lo que él buscaría en la web".

La definición que da García-Aranda es clave para entender esta plusvalía: gestores de estilos de vida. Si el cliente no sabe dónde encontrar el viaje deseado debe acudir al establecimiento. "La web es rápida porque busca el vuelo y el hotel sin que el cliente tenga que moverse de casa, pero es un paquete estándar", explica. En cambio, las agencias de viajes nunca han vivido de vender un solo viaje a muchas personas, sino un viaje único a la medida de cada una de ellas. "El turista no sólo quiere viajar, sino que busca sentir y crear un álbum de recuerdos", indica.

Muchos pensarán que según el nivel de ventas de una agencia así serán sus ofertas. No. El responsable de Marketing de Amadeus asegura que la diferencia entre las agencias que pertenecen a grandes compañías y las pequeñas empresas es mínima. "Sea una agencia con un nivel de ventas elevado o una compañía con una sola oficina, al tener el mismo proveedor, ambas compiten en las mismas condiciones", explica García-Aranda. Muestra de ello es el equilibrio que existe en la comunidad, un 50,4% pertenecen a grandes firmas, mientras que el 49,5% restante son pequeñas empresas.

Garantía y asesoramiento. Pero ¿en qué momento deja una persona de acudir a la web para contratar su viaje? El portavoz de Amadeus lo tiene claro: cuando uno se casa, la web se queda obsoleta para organizar el viaje, es entonces cuando uno busca el asesoramiento de una agencia. La garantía de que el lugar escogido para viajar y hospedarse es el que buscaba el cliente es el primer paso para ir a la oficina más cercana.

Sin embargo, García-Aranda opina que las agencias sobreviven "gracias a los viajes especializados". Agencias dedicadas a turismo de aventuras, que ofrecen escapadas a Egipto y un sinfín de ofertas muy variopintas forman hoy en día la flota de un sector que en la renovación encuentra su vida.

En Andalucía por cada 10.000 habitantes hay casi un agencia, lo que, a su juicio, contribuye a la "sobredimensión" de puntos de venta. Pero, ¿puede acabar la difícil coyuntura con la agencia tradicional? García-Aranda lo niega. "Es imposible que se canalice la gestión turística a través de un solo canal".

La clave está en las relaciones humanas. La labor de la agencia turística "no solo se limita a contratar el paquete turístico, sino a acompañar al cliente durante el viaje e incluso después", subraya el responsable de Marketing de Amadeus.

  • 1