Local

Viajes sin fecha de caducidad

Un título sugerente: Grandes Experiencias. Unos viajeros deseosos de seguir ampliando horizontes a pesar de atesorar ya esa mundología. Y unos precios muy razonables para que los mayores puedan seguir disfrutando de su tiempo libre con toda una amplia serie de ventajas. Foto: M.M.

el 15 sep 2009 / 11:39 h.

TAGS:

Un título sugerente: Grandes Experiencias. Unos viajeros deseosos de seguir ampliando horizontes a pesar de atesorar ya esa mundología. Y unos precios muy razonables para que los mayores puedan seguir disfrutando de su tiempo libre con toda una amplia serie de ventajas.

El turismo para mayores o turismo senior es algo más que un mercado emergente para las agencias y touroperadores. Además de ser ya una exigencia de las organizaciones internacionales -la Organización Mundial del Turismo llegó a acuñar el término "turismo senior"-, las administraciones autonómicas, diputaciones provinciales y ayuntamientos velan por el cumplimiento de una serie de premisas que lo acercan al turismo social. En este sentido, la Declaración de Montreal, la carta del turismo social mundial, afirma que "el objetivo primario de todas las iniciativas de desarrollo turístico debe ser la realización plena de las potencialidades de cada individuo, tanto como persona que como ciudadano". Y más cuando se habla de un grupo social que representado por más de siete millones de personas en España.

La mejora de la calidad de vida, el mayor nivel adquisitivo y las ventajas económicas que van ligadas a su condición de mayores, han abierto la veda de las ganas de viajar a este colectivo, que cada vez es más receptivo a la hora de emprender la aventura de viajar.

Pero para las empresas también son un nicho a explorar porque como cliente turístico, la persona mayor tiene la virtud de llegar en temporada media y baja, ayudando así a desestacionalizar el sector manteniendo los puestos de trabajo y las cifras de ocupación, incrementando igualmente la rentabilidad de los negocios turísticos al aumentar su tiempo de funcionamiento efectivo.

Pero este fenómeno no es nuevo: en España, desde 1985, el Imserso organiza viajes para jubilados. En Andalucía, los viajes para mayores dependen de dos consejerías, la de Bienestar Social, que tiene un programa en funcionamiento desde 1996, y la de Turismo, Comercio y Deporte, que en colaboración con el sector turístico emprende el proyecto Grandes Experiencias con el objeto de promocionar la oferta turística de la comunidad entre esta población.

Estas "grandes experiencias" pretenden incrementar los desplazamientos turísticos de los mayores, facilitando los medios con los que las personas de más de 55 años puedan viajar y disfrutar de una serie de ventajas y descuentos en temporada baja, dentro de la oferta turística de Andalucía, con la posibilidad añadida de ir acompañados de familiares y amigos que también contarán con precios especiales.

Para ello han aunado una serie de ofertas turísticas de índole diversa, tales como sol y playa, golf, gastronomía, cultura, salud y belleza en el catálogo Turismo de Mayores verano-otoño 2008, así como en la página web grandesexperiencias.com, para dar a conocer las ventajas que las agencias de viaje y demás agentes ofrecen por viajar en temporada baja.

Los mayores andaluces están todavía a tiempo de disfrutar de las tres modalidades de turismo que ofrecen: Grandes Escapadas -viajes de una a siete noches para descubrir pueblos y ciudades de Andalucía-, Grandes Momentos -actividades culturales, de naturaleza o gastronómicas de uno o dos días sin alojamiento- y Ventajas de ser mayor, por las que obtendrán tarifas especiales en establecimientos turísticos.

  • 1