Local

Viapol dice adiós a la obra del Metro

Por fin sin cortes. El tráfico entre la Enramadilla y la avenida Ramón y Cajal volvió a la normalidad ayer después de casi tres años en obras por la construcción de la línea 1 del Metro. Sólo resta pavimentar la zona donde pararán los autobuses. (Vídeo: El Correo)

el 15 sep 2009 / 23:49 h.

TAGS:

(Vídeo: P.Y/El Correo)

Por fin sin cortes. El tráfico entre la Enramadilla y la avenida Ramón y Cajal volvió a la normalidad ayer después de casi tres años en obras por la construcción de la línea 1 del Metro. Sólo resta pavimentar la zona donde pararán los autobuses. Eso sí, sigue sin haber fecha de inauguración del Metro.

Aunque todo apunta a que el suburbano podría estrenarse entorno al mes de abril, continúan los chequeos de los sistemas (comunicaciones, señalización, electrónica...). La Junta, pues, aún no ha autorizado la puesta en servicio de la línea y todavía no han comenzado las pruebas en blanco, esto es, las que simulan el servicio en un día normal, pero sin pasajeros. Éstas serán las pruebas finales y durarán, como máximo, un mes. Por ahora, ni siquiera se han aprobado las tarifas definitivas. Mientras, siguen los avances en las obras de reurbanización.

Ya está reabierto el tráfico en el eje entre la avenida Ramón y Cajal y la Enramadilla, que recupera tres carriles de circulación por sentido, separados por una mediana adecuada a la futura prolongación del tranvía.

Las obras en la Enramadilla empezaron tras el verano de 2006 con la excavación de los pozos de extracción de la tuneladora, si bien en la calle Barrau los trabajos arrancaron antes, en 2005. De ahí la desesperación de los vecinos de la zona, que han soportado años de atascos, vallas, suciedad, ruidos... Y es que en la zona no sólo se construyó los pozos de la tuneladora, sino un túnel bajo las vías de Renfe, la conexión con el túnel que discurre bajo Barrau y la propia estación del Metro en San Bernardo. Lo que resta por terminar en la zona es la pavimentación de la explanada donde irá una nueva parada de autobuses, que se situará entre ambas estaciones, la del Metro y el apeadero.

La parada tendrá capacidad para cinco dársenas de autobuses, lo que permitirá un intercambio modal más ágil con las estaciones de metro, cercanías y la futura parada del tranvía o Metrocentro.

Metro de Sevilla terminó hace dos semanas todo el acerado del entorno de la nueva sede de la Universidad de Sevilla y el acceso exterior a la estación del Metro. Esta labor ha incluido la ejecución del carril bici que da la continuidad al corredor entre la Enramadilla y Ramón y Cajal. La reurbanización de este entorno, 80.000 metros cuadrados, ha incluido la reposición de las calles Doctor Ordóñez de la Barrera y Ramón Carande.

  • 1