domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Deportes

Víctor demandará al Betis por incumplir el contrato que firmó para renovar

Víctor Fernández llegó a firmar el contrato que le mandó Lopera para sellar su renovación, pero el máximo accionista no lo rubricó y luego traspasó el poder a Luis Oliver, que fichó a Mel. El maño, indignado, va a demandar al Betis.

el 15 jul 2010 / 22:27 h.

Víctor Fernández, en un partido con el Betis.
La inesperada marcha de Manuel Ruiz de Lopera y el más inesperado todavía traspaso de poderes a Luis Oliver pillaron por sorpresa al beticismo, pero hay alguien para quien el adjetivo ‘sorprendido' se queda corto. Se trata de Víctor Fernández. El maño acababa su contrato con el Betis el 30 de junio, pero apalabró su renovación con Lopera, planificó la reestructuración de la plantilla junto a Manuel Momparlet y llegó un momento en que incluso firmó el contrato que le mandó el máximo accionista para que fuese el entrenador en la temporada 2010-11. El técnico selló aquel documento en Sanxenxo y se lo envió de vuelta a Lopera vía fax, pero he aquí que el empresario no se lo devolvió con su rúbrica. Tres días después vendió sus acciones a Oliver y Víctor se quedó compuesto y sin trabajo. Estos son los hechos. La consecuencia, que el técnico aragonés ha puesto el caso en manos de sus abogados y en los próximos días presentará una demanda contra el Betis por incumplimiento del contrato.

"Estamos preparando la demanda. No es contra Lopera ni contra Oliver, sino contra el Betis, porque teníamos un contrato y no se va a poder cumplir", explica Julio Beltrán, el letrado que representa a Víctor. "Si me mandan un contrato desde el Betis con una oferta que yo acepto, se entiende que hay consentimiento mutuo", alega el abogado cuando se le recuerda que en ese documento no figura la firma de Lopera.

La demanda será presentada en los Juzgados de lo Social de Sevilla en los próximos días. El propio Oliver conoce ya la noticia porque fue avisado por Beltrán, al que conoce desde su época de empresario en Zaragoza. Y además se vieron hace muy poco tiempo: el pasado jueves, el nuevo dirigente bético se reunió en Madrid con Víctor y Beltrán para aclararles que él no podía hacer frente a la oferta que le había hecho Lopera. Pero no le hizo ninguna contraoferta, al contrario de lo que afirmó Oliver en la presentación de Pepe Mel.

Esa es una de las razones por las que Víctor está indignado. La otra es que ha estado casi un mes planificando el futuro del Betis a cambio de nada. Los fichajes de Momo, Jorge Molina y Salva Sevilla, de hecho, fueron suyos. Lopera estaba respetando el preacuerdo verbal al que llegaron nada más concluir la temporada: él quería poder deportivo, fichajes y ventas de futbolistas como Emana, y todo iba por el buen camino... hasta que firmó ese contrato. Ahora exigirá una indemnización en los tribunales, algo que no había hecho nunca. Mientras trabajaba para el Betis, además, rechazó a dos equipos.

  • 1