Local

Victoria de mucho peso

el 17 sep 2012 / 10:40 h.

TAGS:

El pasado 9 de septiembre estuve viendo en Albania al Sevilla FC frente al Flamurtari, en el que debutaba como entrenador Julián Rubio. Lo que parecía ser uno de eso bolos recaudatorios que se hacen aprovechando los parones ligueros lo aprovechó muy bien Míchel para, lejos de España y libre de miradas de técnicos rivales, ir preparando el equipo y el sistema de juego que deseaba para enfrentarse al Real Madrid. Cuando vi en la alineación a Maduro como pivote delante de la defensa para tener siempre un anclaje defensivo sólido llegué a la conclusión que llegara como llegara Medel de su viaje a Chile siempre tendría como acompañante al holandés en la alineación y en esa tela de araña para dificultar el juego madridista y no ser sorprendido en las habituales contras del equipo de Mourinho.

No siempre lo que se piensa y se plantea en la pizarra se plasma después en el campo. Son muchos los factores que influyen en un partido. Ahora bien, siempre es conveniente conocer a fondo a lo que se juega y cuáles son los puntos débiles de tu rival. Ganar al Real Madrid es casi un imposible en esta Liga, pero hay momentos, el del sábado era uno de ellos, en los que con un gol en el minuto uno tu planteamiento se fortalece y los nervios afloran en el rival, que para más inri no atraviesa su mejor momento. La victoria del Sevilla, merecida y reconocida, tiene un gran valor. Tangible en los tres puntos que se aprecian en su clasificación. Intangible en esas luchas que tiene el club y que fortalecen los resultados deportivos que al fin y a la postre son los motivos fundamentales por los que se mueven los aficionados. Ganar al Real Madrid ha sido para el Sevilla una bocanada de oxígeno extraordinaria en unos momentos delicados en lo societario y en lo deportivo. Cuando se gana en fútbol todo se observa de otra manera.

Este lunes y el que viene nos acostumbraremos a ver a nuestros equipos. Hoy el Betis en Valladolid. El próximo, el Sevilla en La Coruña. Se nos hace muy lejano, tras el parón por la selección, un partido después del domingo. El equipo de Mel vuelve a la competición ante un recién ascendido que está haciendo buen fútbol. Por lo visto del Valladolid, al Betis debe venirle muy bien en su juego un equipo que quiere siempre tocar y buscar el fútbol de ataque. Este fútbol del equipo de Djukic le es muy propicio al que propone Mel y que bien conocen sus jugadores, pues es práctica habitual desde su llegada. Esperemos acontecimientos.

  • 1