Local

Victoria del centro derecha y castigo a los grandes gobiernos

Cuatro grandes conclusiones dejaron las elecciones de ayer en Europa: el centro derecha gana las elecciones; voto de castigo a los gobiernos por la crisis; subida de los partidos verdes y radicales -de izquierda y derecha- y la participación más baja de toda la historia. Sólo acudió a las urnas el 43% de los votantes.

el 16 sep 2009 / 03:57 h.

TAGS:

Cuatro grandes conclusiones dejaron las elecciones de ayer en Europa: el centro derecha gana las elecciones; voto de castigo a los gobiernos por la crisis; subida de los partidos verdes y radicales -de izquierda y derecha- y la participación más baja de toda la historia. Sólo acudió a las urnas el 43% de los votantes.

Los partidos conservadores en el poder ganaron las elecciones, aunque con desgaste, en dos de los países más poblados de la UE -Alemania y Francia-, así como en Bulgaria, Austria, Portugal y Eslovenia. Socialistas y socialdemócratas ganaron con claridad en Grecia, Dinamarca y Malta. Según la primera estimación del Parlamento, el Partido Popular Europea obtendrá entre 267 y 271 escaños -frente a los 288 actuales-, y los socialistas tendrán entre 157 y 161 sillones frente a los 216 que tiene actualmente.

En Alemania, el país que más diputados aporta al Parlamento Europeo, la unión formada por cristianodemócratas (CDU) y socialcristanos bávaros (CSU), que dirige la canciller federal Angela Merkel, ganó las elecciones según los sondeos a pesar de un fuerte retroceso dado que ha pasado del 34% de los votos al 22,7% de ayer. En este país, el partido verde Ecosocialista duplicó su número de votantes, pasando del 7,9% al 14,9%.

En Francia, la gobernante UMP (Unión por un Movimiento Popular), del presidente, Nicolas Sarkozy, logró ayer un 27,6% de votos, seguida del Partido Socialista (16,8%) y de los ecologistas (15,5%) aunque los resultados tampoco eran oficiales al cierre de esta edición. En 2004 el partido del presidente galo sólo obtuvo el 16,6% del sufragio. En Austria, el conservador Partido Popular (ÖVP) venció también en las elecciones europeas, al lograr el 29,7% de los votos -sin confirmación oficial- y seis eurodiputados de los 17 que le corresponden a este país.

La decisión de los austriacos concedió una importante subida de la ultraderecha (para del 6,3% al 14%) mientras que los socialdemócratas sufrieron un gran descalabro tras perder tres parlamentarios europeos. En Bulgaria, el partido de centroderecha Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), encabezado por el alcalde de Sofía, Boiko Borisov, ganó con un 26,9% según los resultados oficiales. Del mismo signo fueron también los partidos ganadores en países de Este de Europa como Letonia y Eslovenia, según confirmaron las encuestas, mientras que en Eslovaquia vencieron los socialdemócratas con el 32,01% de los votos y 5 eurodiputados. Igualmente, en Grecia también obtuvo el respaldo mayoritario el Partido Socialista Griego (PASOK), actualmente en la oposición, según las estimaciones.

Uno de los líderes europeos que más estaba en el punto de mira durante la jornada electoral de ayer fue el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, al que sus recientes escándalos no le han pasado factura alguna en su país. A pesar de la publicación de las fotografías de sus fiestas privadas o sus polémicas declaraciones tras el terremoto que provocó casi 300 muertos, el partido Pueblo de la Libertad (PDL), fue ayer el ganador con un 39% de los votos tras el recuento oficial.

La nota extraña de la jornada vino del Reino Unido, donde al cierre de esta edición aún no había transcendido el resultado de los comicios que allí se celebraron el jueves. El primer ministro, Gordon Brown, está inmerso en una grave crisis después de la dimisión de cinco ministros. Unos malos resultados le obligarían a presentar su dimisión como claman ya muchos sectores de la sociedad británica. Cerca de la una de la madrugada sólo se supo la adjudicación de 10 de los 72 escaños que corresponden al Reino Unido: cuatro conservadores, dos laboristas, dos liberal-demócratas y dos para el partido antieuropeo.

Por último, los recuentos en Irlanda daban la espalda a los candidatos opuestos a la ratificación del Tratado de Lisboa y apuntan a una victoria del democristiano Fine Gail sobre el gobernante Fiana Fail. De los 12 eurodiputados que le corresponden a Irlanda, sólo el socialista Joe Higgins, crítico con la UE, tiene posibilidades de un escaño.

  • 1