Local

Vídeos de primera

Se veía venir; esta campaña europea lo está siendo todo menos eso y, sin embargo, mucho más que un ensayo general de una manera de hacer política que crea tensión pero, hasta el momento, pocas ganas de votar. Incluso las encuestas publicadas pretenden...

el 16 sep 2009 / 03:41 h.

Se veía venir; esta campaña europea lo está siendo todo menos eso y, sin embargo, mucho más que un ensayo general de una manera de hacer política que crea tensión pero, hasta el momento, pocas ganas de votar. Incluso las encuestas publicadas pretenden reflejar más, no quien va a tener más poder en las grandes decisiones que se van a tomar en Europa sino quien deteriora más al otro en otra arena política: la doméstica. Pero los retratos están ya hechos y sólo el pueblo soberano, si se decide a votar, pondrá a cada uno en su sitio. Y no hace falta que surjan vídeos profesionales, algunos de los contendientes se hacen sus propios videos domésticos. Mayor Oreja está presentando el suyo, fotograma a fotograma. Primero, alineándose con la ultraderecha católica, de la mano de Cañizares, situando el aborto legal en el mismo plano que los delitos-ilícitos penales- contra la libertad sexual de los menores. Luego, su partido, sumándose a las alegrías de la desmemoriada ultraderecha política española en plena algarabía porque el Supremo ha admitido a trámite una querella contra un juez democrático.

El siguiente plano, de momento, recoge a Rajoy del brazo de Fabra, acusado de delitos graves de corrupción, cacique de un territorio puesto en evidencia por un informe del mismísimo Parlamento Europeo por los desmanes urbanísticos. Un plano, que creo quedará sin revelar, muestra la preocupación de la derecha europea, depositaria de grandes valores europeos, por el devenir del ala más ultra representado por Mayor Oreja, los euroescépticos británicos, los polacos de los gemelos Kaczinki, o la derecha pintoresca pero extrema de Berlusconi. Según London School Economics, por citar fuentes distantes, se observa un acercamiento entre la derecha e izquierda europeas, aunque no bastante. El poder alemán, francés y británico, con el hundimiento de Brown, hará que el Parlamento siga siendo conservador. Ellos serán los que construyan la Europa de los próximos años aunque esperemos que Mayor, italianos y polacos estén sólo de monaguillos.

Licenciado en Derecho y Antropología

aroca.javier@gmail.com

  • 1