Local

Viera exige el voto al 75% de los delegados del PSOE

"Tienen un mandato cerrado. Está en las actas. No deben hacer otra cosa". Una vez concluidas las asambleas y designados los participantes en el congreso del 19 de julio, el secretario general del PSOE, José Antonio Viera, lanzó una advertencia a 327 de los delegados, el 75%.

el 15 sep 2009 / 05:43 h.

TAGS:

"Tienen un mandato cerrado. Está en las actas. No deben hacer otra cosa". Una vez concluidas las asambleas y designados los participantes en el congreso del 19 de julio, el secretario general del PSOE, José Antonio Viera, lanzó una advertencia a 327 de los delegados, el 75%.

Tienen que darle su apoyo, porque así se lo han exigido sus agrupaciones locales. Para tener más garantías, la ejecutiva ha precipitado el proceso de recogida de avales -firmas necesarias para presentar cualquier lista- y, ayer, el líder socialista presentó oficialmente su candidatura al contar con el 25% de las rúbricas -el mínimo necesario-.

Esta maniobra, que ha despertado recelos en el sector crítico, está planteada para restar opciones a la alternativa y aprovechar que ésta ha retrasado el lanzamiento de su cabeza de lista -previsiblemente, Demetrio Pérez-.

Pese a esto, el propio Viera -quien compareció acompañado de dirigentes como el presidente de Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, el subdelegado del Gobierno, Faustino Valdés, y la secretaria de Organización, Susana Díaz- admitió que el voto en el congreso es secreto e individual.

Los críticos se basan en este hecho para restar importancia al resultado de las asambleas. Aún queda mucho proceso, y ha habido victorias simbólicas especialmente en la capital. En las agrupaciones Centro, Este y Bellavista. "No es motivo de preocupación que en la capital se haya manifestado la pluralidad con dos ó tres listas. Tras el Congreso habrá una sola dirección política", planteó el secretario general en referencia a estos resultados.

Avalado por el balance de las asambleas y por su acelerada maniobra de recogida de apoyos para su candidatura, Viera se aventuró a situar como objetivo el máximo número de votos: "Aspiro a lograr el 100%, aunque más del 50% ya es una victoria".

Pese a esto, el secretario general dejó claro que no lanzará ningún guiño a un sector crítico que ha promovido una dura campaña contra él: "Que nadie espere en el congreso que yo pague un peaje por contar con un apoyo determinado. Que nadie intente llegar al congreso con 40 ó 50 apoyos exigiendo un papel determinado en la ejecutiva en función de su representatividad".

La dirección del PSOE no está dispuesta a flexibilizar su postura ni a hacer concesión alguna a los críticos. De hecho, Viera aprovechó la comparecencia de ayer para mostrar su respaldo a la enmienda presentada por la agrupación Triana en contra de la propuesta de la ponencia federal del partido, que plantea la creación de una ejecutiva local: "En Sevilla debe haber un modelo que una a los ciudadanos, al grupo municipal y a la dirección del partido. Pero en ningún caso otra dirección política".

Esta postura tajante contrasta con la disposición a asumir la enmienda de uno de sus partidarios, el regidor de Dos Hermanas, Francisco Toscano: la ejecutiva estudiará una revisión estatutaria que dé más peso en los congresos a las agrupaciones que logren más votos en las elecciones.

  • 1