miércoles, 24 abril 2019
15:13
, última actualización
Local

Viera llama al orden y cita al alcalde y al grupo socialista

El PSOE interviene para aclarar el futuro del regidor y la remodelación del Gobierno municipal.

el 14 abr 2010 / 20:56 h.

TAGS:

El alcalde y Viera, en una reunión extraordinaria del grupo socialista y la ejecutiva.

La dirección provincial del PSOE ha decidido llamar al orden. El secretario general convocó de urgencia al grupo municipal y al propio alcalde a una reunión que se mantendrá en la sede del partido. El objetivo es despejar todas las incógnitas abiertas en torno al futuro del Ayuntamiento e intentar poner fin a una cadena de declaraciones que han vuelto a reflejar un pulso interno y un desencuentro entre la dirección provincial y el regidor. El partido quiere que se complete la reestructuración del grupo y del Gobierno municipal y que se aclare el futuro del regidor antes del Pleno de mañana -el más corto del mandato con menos de una decena de puntos, la mayoría de trámite-, en el que Alfonso Rodríguez Gómez de Celis dejará de pertenercer a la Corporación.

El grupo municipal mantuvo su reunión ordinaria durante la mañana de ayer. Fue una cita rutinaria, de preparación del Pleno en la que no estuvo presente el alcalde, de viaje oficial en París hasta ayer. Durante la mañana, todos los concejales recibieron la citación de la dirección provincial. Viera ha citado a las once al alcalde para acordar con él la remodelación y su futuro, mientras que el grupo socialista acudirá una hora después.

Sobre la mesa estará en primer lugar el futuro del alcalde. En su última reunión con José Antonio Viera, Monteseirín le reiteró su intención de dejar el cargo, pero al mismo tiempo le expresó sus dudas sobre el cargo de presidente de la Confederación del Guadalquivir, que le ha ofrecido el partido. Él apuntó en cambio hacia una entidad financiera o incluso una embajada, opciones que los socialistas de momento no se plantean. Tras este desencuentro, Viera estableció públicamente el mes de mayo como plazo máximo para resolver las incógnitas del Consistorio e insinuó una posible salida del regidor tras la Feria; y, un día después, el vicesecretario del PSOE-A, Rafael Velasco, instó al regidor a permanercer todo el mandato o a difundir lo antes posible su hoja de ruta. Ante estas declaraciones, el regidor se plantó, y amagó con continuar hasta 2011, una opción que los socialistas quieren que se escenifique de llevarse a cabo.

El partido, al igual que buena parte del grupo socialista, no quiere remodelaciones ni cambios mientras no se resuelva el futuro del regidor. En ese momento, hay otros dos debates abiertos que se quieren resolver hoy. El primero afecta al grupo socialista, cuya portavocía está vacante desde la salida de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. El alcalde quiere que el relevo lo tome Francisco Fernández, el portavoz adjunto que lleva las riendas de forma provisional, mientras que el partido aún no ha mostrado sus cartas. Fernández, un estrecho colaborador del regidor no es, de entrada, su opción preferente.

El segundo debate afecta a la reestructuración del Gobierno. El alcalde ha dado sus primeros pasos que apuntan a un "reajuste técnico" que ascienda a delegado no electo a alguno de los altos cargos del Urbanismo, como el coordinador general, Manuel Rey, y que implique la salida de Emilia Barroso del área de Bienestar. Su vacante no sería cubierta hasta que no se formalizase la incorporación de Enrique Lobato. Toda esta planificación estaría dirigida por el regidor y dejaría fuera al partido que quiere aprovechar los cargos no electos para escenificar el nuevo rumbo de Plaza Nueva hasta 2011. Los acuerdos no son fáciles y las posturas vuelven a estar enconadas.

IU aplaude que quiera acabar el mandato.

Desde que estalló la crisis municipal tras el anuncio de que José Antonio Griñán de que el alcalde no repetirá en 2011, IU ha reclamado que el regidor culmine el mandato y ha censurado los movimientos de los socialistas. Ayer lo volvió a hacer el coordinador general de IU, Diego Valderas. “Monteseirín fue elegido para cumplir el mandato y no habrá problema ya que cuenta con el respaldo ciudadano, del Pleno y del grupo municipal de IU”, apuntó el dirigente de la federación de izquierdas quien aplaudió, en declaraciones a Europa Pres, que Monteseirín haya mostrado sus “ganas y capacidad” para seguir hasta 2011. Sin embargo, Valderas consideró que si finalmente el alcalde se decanta por no agotar el mandado, “tendrá que explicar muy bien cuáles son las razones que le llevan a ello porque cuando a uno lo eligen es para que cumpla el mandato en su totalidad”. Pese a esto, Valderas incidió en que la decisión le corresponde a Monteseirín y al PSOE: “Nosotros la respetaremos”. Desde el inicio de los debates sobre la continuidad del alcalde, la federación ha garantizado su apoyo a las decisiones que tome el grupo socialista sobre la Alcaldía siempre y cuando no supongan un incumplimiento del pacto firmado en 2007. 

  • 1