Local

Viera niega las irregularidades que denuncia Empleo del ERE de 2003

El PSOE-A respalda las declaraciones del consejero e incide en que decida la juez

el 03 dic 2010 / 13:58 h.

TAGS:

José Antonio Viera en una rueda de prensa.
Las cinco irregularidades en el ERE de 2003 denunciadas por el consejero de Empleo, Manuel Recio, señalan directamente a la gestión del actual secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera. Según los planteamientos del Gobierno andaluz, cinco personas con menos de 50 años estuvieron inscritos en el expediente durante todo el proceso y, de éstos, tres entraron en las pólizas de Vitalicio sin ajustarse a los requisitos de edad. Este relato fue rechazado tanto por el comité de empresa como por el propio PSOE de Sevilla, cuyo secretario general, aunque con un tono moderado, desmintió a Recio y negó cualquier responsabilidad de la cartera de Empleo.

"Era necesario que la transparencia y la legalidad imperara -en referencia a la investigación de Empleo- pero el proceso realizado en la consejería cumple todos los requisitos legales y así lo avalan tanto el INEM como la Inspección de Trabajo. Si hay alguna irregularidad, ésta está en la póliza, donde la Junta se limitó a financiar y ayudar a la resolución del acuerdo", apuntó ayer el secretario general de los socialistas de Sevilla. Viera, en su relato, señaló a las pólizas que suscriben la empresa y el Vitalicio. Pero en el caso de 2003, ni la persona ajena a la empresa detectada en el plan de prejubilaciones, María del Carmen Fontela, ni los cinco nombres denunciados por el consejero el jueves forman parte exclusivamente del documento del Vitalicio. Fontela ni siquiera aparece en la póliza y, de los cinco menores de 50 años, sólo tres figuran en el documento bancario y todos habían estado previamente en los expedientes de la empresa y la consejería.

Viera se defendía así ante unas acusaciones que procedían del Gobierno andaluz y que fueron justificadas por la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz: "Recio ha hecho lo que tenía que hacer, y ahora será la Justicia la que dictamine si ha obrado correctamente o no. Se van a investigar todas las posibles irregularidades, y la voluntad de Viera ha sido la misma desde el principio: colaborar con el consejero ante cualquier duda".

La consejería también ratificó ayer las palabras de Recio. Desde Empleo incidieron en que las investigaciones sobre el ERE de 2003 las han llevado a cabo "funcionarios de carrera" y que no se han cometido "errores". La Junta incide en que las cinco personas que aparecen en el ERE con menos de 50 años -les faltaban sólo unos meses- no cumplían los requisitos legales para estar en ese expediente pese a que los tres que se prejubilaron lo hicieron tras cumplir 50 años.

Los documentos del ERE de 2003 revelan que ambas versiones -la de la Junta, por un lado, y la del comité de empresa y el PSOE de Sevilla, por otro- tienen una base. La Consejería de Empleo se aferra al acta de acuerdo firmado el 9 de octubre de 2003 entre la empresa y el comité de empresa en el que se recoge la siguiente afirmación: "Se aprueba la reducción no traumática de trabajadores fijos mediante un plan anticipado de prejubilación que acoge a los trabajadores de edades comprendidas entre 50 y 64 años a la fecha del 31 de diciembre de 2003". Con esta base, los tres empleados que se prejubilaron el 30 de marzo, ya con 50 años cumplidos, lo hicieron de forma irregular. Pero en este mismo documento hay otra cláusula que el comité y el PSOE consideran esencial -y que aparece también en el ERE de 2007-: "Las extinciones deberán formalizarse como máximo antes del 31 de marzo de 2004". Se entiende así que hasta esa fecha se podían cumplir los 50 años.

  • 1