Local

'Vigilantes' para la creación de empleo

El Ayuntamiento de Sevilla vigilara que las empresas contratadas para la ejecución de las obras del Plan 8.000 cumplan con sus previsiones de creación de empleo, cifradas en 16.000 puestos de trabajo. En caso de que no lo hagan, serán multadas conforme a lo previsto en los pliegos de condiciones de los concursos...

el 16 sep 2009 / 02:41 h.

El Ayuntamiento de Sevilla vigilara que las empresas contratadas para la ejecución de las obras del Plan 8.000 cumplan con sus previsiones de creación de empleo, cifradas en 16.000 puestos de trabajo. En caso de que no lo hagan, serán multadas conforme a lo previsto en los pliegos de condiciones de los concursos, cuya redacción sigue los modelos enviados desde la Administración Central.

Este aviso a las compañías surge un día después de que Alfredo Sánchez Monteseirín haya expuesto sus dudas sobre el cálculo de puestos que se crearán de aquí a fines de año y haya dado a entender que algunas empresas tal vez hayan inflado sus cifras para hacerse con unos concursos cuyo montante total se acerca a los 124 millones.

Como punto de partida, vendría bien incidir en que estas mismas cautelas deberían de haberse expresado en la tramitación de los proyectos y no cuando éstos están empezando a ejecutarse. De este modo, se evitaría, o al menos se acotaría, la posibilidad de que alguna compañía haya hinchado sus presupuestos de forma artificial con el objetivo de ganar a los otros aspirantes a las obras. Tal vez la premura con la que se ha procedido sea la razón de que se haya detectado ahora esta posible irregularidad, por lo que convendría aprender de esta experiencia si se reedita un nuevo plan estatal de inversiones.

Dicho esto, no queda más que cumplir con rigor lo estipulado en los contratos. El Plan 8.000 y el programa de la Junta (el Proteja) permitirán acometer obras de extraordinaria envergadura y entidad para la ciudad de Sevilla como la construcción de pasos soterrados en la Palmera o en la Avenida de Andalucía o la reforma de Luis de Morales para la instalación del sentido único, pero ése no es su único objetivo. Su función prioritaria es la creación urgente de empleo que mitigue la destrucción masiva de puestos de trabajo. Y si eso no lo consigue, será un fracaso, por mucho que permita la ejecución de tantas obras.

  • 1