miércoles, 20 marzo 2019
10:40
, última actualización
Local

Villalobos apoya que Viera sea número dos y opte a la reelección

Faustino Valdés, Antonio Prada, Soledad Cabezón y María José Vázquez se perfilan para la lista

el 13 sep 2011 / 21:53 h.

TAGS:

La decisión de José Antonio Viera de aceptar su inclusión en la lista al Congreso , y por tanto asumir su salida del Parlamento andaluz y del Senado antes de fin de año, y al mismo tiempo anunciar que se presentará a su reelección como secretario general del PSOE de Sevilla en primavera de 2012 tuvo ayer dos lecturas bien distintas. Por un lado, la expresada desde las direcciones provincial y regional del partido que destacaron que Viera es un “valor” para la candidatura, que todo ha sido fruto de un acuerdo y que tiene todo el respaldo para seguir en el cargo orgánico. Por otro, dirigentes consultados por este periódico apuntaron más hacia una maniobra para excluir a Viera de la lista de las elecciones autonómicas y hacia un intento de zanjar cualquier posible movimiento contrario a su papel como secretario provincial con el anuncio de que aspirará por tercera vez a la dirección provincial de los socialistas.


A la primera lectura le puso ayer voz el presidente del partido, Fernando Rodríguez Villalobos: “Tenemos que elegir a los máximos exponentes del partido ante un momento difícil. Él recoge el sentir mayoritario de las agrupaciones provinciales de Sevilla”. El también presidente de Diputación dio todo su apoyo a Viera ante su decisión de seguir en 2012. “Si alguien soñaba con que se iba a ir, no lo va a hacer. Está en buen momento y tiene el respaldo casi unánime de la provincia”. Es la misma interpretación que se realiza desde la dirección regional. Fuentes del PSOE-A apuntaron que ha existido “total sintonía” entre las direcciones federal, regional y provincial en todo el proceso y subrayaron que el objetivo es que en un momento complicado los principales dirigentes del partido asuman el liderazgo. Como Alfonso Guerra y Viera.


A la segunda lectura no le pone voz aún nadie. Aunque varias fuentes apuntaron a que el propio Viera había anunciado su negativa a entrar en la lista del Congreso y aludieron a unas difíciles negociaciones desarrolladas durante los últimos días,  que se habrían planteado con una intención: dar una salida a Viera que evitase el debate sobre su inclusión en la lista del Parlamento andaluz ante su posible implicación en la investigación judicial de la trama de los ERE por haber sido consejero de Empleo
Con su incorporación en la candidatura al Congreso seguirá como aforado, aunque estará obligado a dejar el Parlamento autonómico cuando se constituyan las Cortes así como el Senado, donde ocupa un puesto por la Cámara que quedará libre. No así el de Juan Espadas cuya continuidad se da casi por segura.


Al margen de Guerra y Viera están por definir el resto de nombres para las candidaturas del 20-N. Sólo Antonio Cuevas se ha descartado ya oficialmente por una decisión personal. Por seguros se dan los tres senadores: Enrique Abad, Basilia Sanz y Antonio Gutiérrez Limones –con la duda aún de si tendrá que elegir entre la Alcaldía y el pueso–, así como algunos de los diputados como María José Vázquez y Soledad Cabezón –que tendría que renunciar a ser alcaldesa–. También Emilio Amuedo cuenta con opciones, aunque otros nombres –y el criterio de igualdad, que no la cremallera a la que se ha renunciado, juega un papel importante– están encima de la mesa. Es el caso de Faustino Valdés, Antonio Prada o José Manuel Girela.  


Al margen de las decisiones de la Ejecutiva, las asambleas lanzan sus propuestas. Varias agrupaciones de la capital defenderán nombres como el exalcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, la diputada Carmen Hermosín –con casi ninguna posibilidad de repetir– o Evangelina Naranjo. Al mismo tiempo, se están promoviendo otros nombres como Aurora Atoche o José Manuel Cervera, que pueden salir en varias de las asambleas. Estas propuestas no se votan. Sólo se trasladan a la Ejecutiva Provincial, que es quien toma la decisión. 

  • 1