Villalobos desliga a la Diputación de los ERE

Fernando Rodríguez Villalobos ha desligado tajantemente a la institución de los hechos investigados. El presidente acusa al PP de querer manchar a la institución provincial

el 14 oct 2013 / 13:13 h.

villalobosTal y como solicitó la pasada semana el PP en la Diputación de Sevilla, la institución provincial celebró ayer un pleno extraordinario para debatir sobre el arresto del ya exdirector del área de Empleo e Innovación Enrique Rodríguez Contreras por su presunta vinculación con la trama de los ERE cuando era gerente del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), entre 2002 y 2004, y para que el presidente de la Ccorporación, Fernando Rodríguez Villalobos, aclarase si la Diputación puede tener alguna vinculación con este caso. Aunque el portavoz del PP, Eloy Carmona, no se quedó nada convencido de las explicaciones dadas ni por el portavoz del Gobierno provincial, Manuel Domínguez, ni por Villalobos, los dos fueron muy claros y tajantes al afirmar que Rodríguez Contreras fue detenido por un hecho sucedido hace más de 10 años, cuando trabajaba en el IFA. El presidente de la Diputación censuró al PP su actitud por exigir la celebración de un pleno extraordinario, “que se ha convocado con urgencia, aunque el tema a debate no tiene nada que ver con esta casa”. Insistió en que se ha atendido la petición de los populares porque se actúa con “transparencia” y les reprochó que con su actitud sólo quieren obtener un titular “a costa de manchar la imagen intachable de la Diputación”, a lo que añadió que con el pleno los populares sólo buscan “el circo mediático”. En este sentido, remarcó que “esta institución nunca tuvo nada que ver con los ERE, porque no hay ningún papelito que nos señale” y recordó que nada más ser detenido Rodríguez Contreras fue cesado, “porque esta institución no tendrá a un colaborador que haya sido detenido o procesado”. Asimismo, advirtió de que estar imputado no es sinónimo de culpabilidad: “En un estado de derecho la presunción de inocencia la tenemos todos los ciudadanos y también Enrique Rodríguez”. De forma similar se expresó el portavoz del Gobierno, quien además reprobó a Carmona que en el Ayuntamiento de Tomares, donde el portavoz del PP es primer teniente de alcalde, haya habido registros por parte de la policía judicial, afirmación que Carmona negó, aunque sí admitió que se había pedido documentación tras las denuncias presentadas por la oposición ante la Fiscalía. Ante este debate, el portavoz del PP en la Diputación dijo sentirse decepcionado por las explicaciones dadas por el presidente sobre el arresto de Rodríguez Contreras: “Se ha ido por los cerros de Úbeda” y recordó que en el pleno de febrero de 2012 ya se mencionó la posible vinculación del exdirector de área de Empleo con la trama de los ERE, según las declaraciones del también socialista y exalcalde de de Cazalla de la Sierra Ángel Rodríguez, al vincular a Rodríguez Contreras con esta trama de corrupción. Asimismo, Carmona en su exposición recordó a Villalobos que el ya ex alto cargo de la Diputación llegó a la institución en 2005 como persona de confianza y se preguntó si lo trajo para apartarlo del caso de los ERE o “para encomendarle otras tareas”. Finalmente, reprochó a Villalobos que haya dado cobijo en la casa a tres directores de área imputados. El portavoz del PA en la Diputación, Alberto Mercado, fue el mayor defensor del trabajo realizado por el ex director de área de Empleo Enrique Contreras y recordó que todos los grupos siempre han aprobado sus trabajos por unanimidad. “Ha sido honrado, decente y trabajador”, remarcó y censuró la humillación que se le hizo pasar al llevarlo esposado a la Diputación. Asimismo, exigió denunciar a la Justicia si se sospecha de algún otro caso de corrupción. Por su parte, el portavoz de IU, Manuel Rodríguez, diferenció entre los imputados por el bien general de los imputados por lucrarse, para reclamar a renglón seguido que la Justicia llegue hasta el final y que si debe haber más jueces y recursos para la causa de los ERE se pongan. Además, dijo que es imprescindible que los condenados devuelvan todo el dinero.

  • 1