Villalobos presidirá la FAMP tras año y medio de bloqueo y tensiones políticas

PSOE, IU y PA pactan la renovación del órgano de representación de los alcaldes con la ausencia del PP

el 19 nov 2012 / 18:48 h.

Rodríguez Villalobos junto a Diego Valderas.

Tras año y medio de provisionalidad y tensiones internas, el PSOE, IU y el PA firmarán hoy un acuerdo para renovar la estructura y la cúpula directiva de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), un órgano que representa a los alcaldes de todos los pueblos y ciudades de Andalucía. El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, será quien lidere esta entidad a partir de ahora, en sustitución del alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, que ostentaba el cargo desde 2004. El PP-A, cuyo poder municipal es mayor que el del resto de grupos, se mantendrá fuera de la asociación de alcaldes, un foro que abandonó hace un mes, acusando a socialistas y comunistas de repartirse el poder de la FAMP y dejar fuera al "partido que ganó las municipales".

Toscano quería repetir, pero las continuas tensiones con la dirección regional del PSOE y con el propio José Antonio Griñán, le habían dejado fuera de la terna hace meses. El nombramiento de Villalobos, un hombre muy próximo a la consejera de Presidencia y secretaria provincial del PSOE de Sevilla, fue aprobado ayer en la reunión de la ejecutiva regional del partido. Villalobos no será el primer presidente de una Diputación que compagine el cargo con la dirección de la FAMP (antes ya lo hizo el exalcalde de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín). La dirección socialista explicó que el acuerdo garantiza "la continuidad y estabilidad de la FAMP para que siga siendo un instrumento fuerte y útil en la defensa del municipalismo andaluz". El alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle (IU), será previsiblemente el vicepresidente primero, y el regidor de Tocina yLos Rosales, Francisco José Calvo Pozo, el vicepresidente segundo.

El coordinador regional de IU, Diego Valderas, fue quien anunció ayer que su formación, junto al PSOE y el PA presentarán hoy un acuerdo sobre la renovación de la Federación de Municipios y Provincias, y solicitarán a la Ejecutiva de dicho órgano que convoque la Asamblea para proceder a su renovación inmediata.

La FAMP llevaba estancada un año y medio, desde las elecciones municipales de mayo de 2011. Desde entonces, el pulso político entre PP, PSOE e IU por la dirección de este órgano ha imposibilitado la renovación. Los populares reclamaban la presidencia argumentando que habían vencido en las municipales: en el conjunto del territorio andaluz tenían más votos, ganaron cinco de las ocho diputaciones, ganaron en todas las capitales de provincia y en las principales ciudades costeras y, por tanto, gobernaban sobre más población que el PSOE. Los socialistas respondieron que ellos seguían teniendo más alcaldes y concejales, porque ganaron en más ayuntamientos.

Valderas explicó ayer que hoy se procederá a firmar "un programa común, para un gobierno común y para una nueva etapa", y aseguró que dicho acuerdo se ha elaborado desde una posición abierta "que permita incorporarse al PP y superar el error cometido" de abandonar la federación el pasado 20 de octubre. Según el líder de IU, la nueva FAMP deberá "velar por unos nuevos contenidos y estatutos que defiendan el futuro del municipalismo". La descentralización política y administrativa, la suficiencia financiera de los ayuntamientos o el límite a las competencias impropias (gestiones que realizan los gobiernos locales, siendo responsabilidad de la Junta) son los principales retos de la nueva FAMP.

El PP-A reiteró ayer que sólo formará parte de una Federación Andaluza de Municipios y Provincias que "de verdad defienda el municipalismo" y a los ayuntamientos y no de una que en la que PSOE-A e IU sólo "miren por sus sillones" en lo que ha denominado "un circo de perdedores", informa Europa Press.

La coordinadora de Política Municipal del PP-A, Carolina González Vigo, acusó ayer a los socios de Gobierno andaluz de "bloquear" la renovación de la FAMP durante más de año y medio porque "aún no han aceptado que perdieron las elecciones" municipales y recordó que es el PP-A el que gobierna al 65% de la población andaluza.

  • 1