lunes, 10 diciembre 2018
12:32
, última actualización

Villancicos de Siempre Así a la Virgen de Consolación de Utrera

El grupo sevillano protagonizó un recital navideño en el que cantaron José Manuel Soto, Alejandro Vega y hasta sus hijos.

el 22 dic 2014 / 10:00 h.

bin_33600102_con_16577670Mucha ilusión, nervios y dos meses de trabajo traía consigo Siempre Así para una cita que ya forma parte de la historia de su carrera musical y de la ciudad de Utrera. El santuario de Consolación fue testigo de un concierto inédito en la trayectoria del grupo sevillano que, a lo largo de sus casi 24 años de existencia, nunca ofreció un recital de villancicos. Y mucho menos, dentro de un templo con la importancia del que preside la patrona utrerana. El concierto tenía los alicientes para ser un éxito. Y no defraudó. A lo largo de casi una hora y media, sobre el improvisado escenario en el que se convirtió el altar mayor del santuario, fueron sonando las canciones que integran el disco El sentido de la Navidad, así como algunos temas de La misa de la alegría y otras canciones cargadas de valores como Está la puerta abierta y Todo vale. Pero los integrantes de Siempre Así no estuvieron solos en esta cita tan especial. Todos sus hijos también participaron en el espectáculo, cantando por primera vez con sus padres varios villancicos. Pudo escucharse también al cantante Alejandro Vega, que acompañó en dos canciones; y a José Manuel Soto, que participó en otro tema. Pero su intervención no se centró en el apartado musical, sino que fue quien se encargó de introducir esta cita, con una presentación, a modo de exaltación navideña. El concierto tuvo también su toque utrerano. Llegó, por una parte, con la presencia del cantante David Gutiérrez, que hizo a dúo con el grupo de Sevilla otro de los villancicos. Mientras, el broche de oro a este recital llegó con una sorpresa, en forma de plegaria a la Virgen de Consolación, que interpretó Siempre Así junto al también utrerano Enrique Montoya Candela. Fue una noche mágica que, además, traía consigo un trasfondo solidario: recaudar fondos para la restauración de la torre del santuario, y para la bolsa de caridad de la hermandad de los Muchachos de Consolación, organizadora de este acontecimiento.

  • 1