Local

Villanueva, a casa por Navidad

Javier Villanueva, el sevillano retenido en Bolivia pese a haber sido absuelto hace más de año y medio del asesinato de una fiscal de ese país, podrá volver a casa por Navidad "o más bien en Nochevieja".

el 14 sep 2009 / 21:29 h.

TAGS:

Javier Villanueva, el sevillano retenido en Bolivia pese a haber sido absuelto hace más de año y medio del asesinato de una fiscal de ese país, podrá volver a casa por Navidad "o más bien en Nochevieja". La Corte Suprema de Bolivia le notificó ayer la absolución que este órgano dictó a finales de noviembre, y contra la que no caben más recursos.

Javier superó ayer el que, le prometen, era el último escalón que le quedaba por subir para volver de una vez por todas a España: recibió por escrito la tercera y definitiva confirmación de su absolución. Hoy, o como muy tarde el lunes, pedirá su desarraigo -que se anule su obligación de permanecer en el país mientras durase el proceso judicial-, lo que no debe tardar más de diez días.

El cónsul español, Jorge Fernández, ha reservado billetes de vuelta para el joven y su novia, aunque con fecha abierta entre finales de este mes y principios de enero. Javier confirmó ayer que los plazos son muy justos para Navidad, pero espera "pasar en España la Nochevieja", y dejar atrás una historia que ha arruinado a su familia, endeudada para poder pagar su defensa.

Enredado en la maraña judicial desde que fuera detenido en abril de 2004, acusado de asesinato por el atentado con coche bomba que mató a la fiscal Mónica Von Borries en febrero de ese año, Javier fue absuelto por un tribunal de Santa Cruz en marzo del año pasado, y la Corte Suprema ratificó su inocencia en mayo de este año. Pero el sevillano estaba obligado a quedarse mientras fuera posible presentar un nuevo recurso, y la Fiscalía boliviana, que pedía para él 30 años de prisión, los ha agotado todos.

Maltratado por la Policía para que confesara su autoría y víctima durante su detención de numerosas irregularidades, certificadas por organismos internacionales, Villanueva pasó más de año y medio en Palmasola, una de las prisiones más peligrosas del mundo. Ahora parece que, por fin, podrá dejarlo atrás.

  • 1