Deportes

Villar dice que la afición del Sevilla es "extraordinaria" y no ve perjuicios

El presidente de la Federación Española de Fútbol elogia a la afición nervionense y explica los motivos de la demora en la elección de la sede de la final de Copa.

el 19 abr 2010 / 20:41 h.

Ángel María Villar, presidente de la Federación.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, afirma que la elección del Camp Nou como escenario de la final de la Copa del Rey, cuya fecha definitiva aún se desconoce, "no se ha hecho pensando en perjudicar a nadie", y que si el nombre del estadio "se decide de antemano, sólo se pueden elegir determinados campos".

"La junta directiva de la Federación decide desde hace años dónde se juega la final. Al haber dos propuestas de los clubes, y ante el debate discrepante entre los miembros de la Junta, se decidió votar. No es la primera vez que sucede. Hubo incluso quien propuso hacer un sorteo, pero esto me pareció hacer dejación de nuestras responsabilidades", explica Villar.

El presidente recuerda que la fecha de la final se aprueba en la asamblea general anual dentro del calendario de competiciones federativas y que para su elaboración "se parte de las fechas fijadas de antemano de los partidos internacionales de clubes y de selecciones fijados por la FIFA y la UEFA y por los encuentros de Primera y Segunda que fija la Liga de Fútbol Profesional".

"El calendario se confecciona con casi un año de antelación a saber quiénes juegan estas finales europeas. Por lo tanto, tenemos muy poco recorrido a no ser que sean eliminados nuestros equipos", añade.

EL PROBLEMA DE ELEGIR DE ANTEMANO. Villar dice que "siempre se ha esperado a conocer los nombres de los finalistas" para elegir la sede y que sólo en casos excepcionales como la celebración del centenario de algún club se designó con antelación. "Si elegimos de antemano, sólo podemos elegir cuatro o cinco campos con capacidad para 50.000 espectadores. El año pasado, por ejemplo, tuvimos muchos problemas con las entradas y se debatió también el tema de la distancia, porque en otras ocasiones hubo aficiones que tuvieron desplazamientos más largos que otras", dice.

LAS CRÍTICAS Y EL SEVILLA. Convencido de que el Camp Nou "es un escenario magnífico" y de que "será una gran final en lo deportivo y en lo organizativo", Villar asegura comprender y respetar "las críticas que se puedan hacer a la decisión tomada, decisión que en ningún caso se ha tomado pensando en perjudicar a nadie".

  • 1