martes, 11 diciembre 2018
18:40
, última actualización
Deportes

Vitolo: creciendo a lomos de un estilo

El canario ha superado su registro goleador de la pasada temporada y su incidencia en el juego es aún mayor. El partido en La Coruña es un ejemplo del rol adquirido por un Vitolo que irá con la Selección

el 09 mar 2015 / 12:03 h.

Hay un jugador de moda en el Sevilla. Las últimas actuaciones de Vitolo, curiosamente lejos de casa, han ayudado al equipo en Europa y en la Liga, además de llamar poderosamente la atención del cuerpo técnico de la Selección Española. Tanto es así, que Vicente del Bosque podría citar al sevillista para el próximo partido en el Sánchez-Pizjuán frente a Ucrania, el 27 de marzo. Un premio a un futbolista y un grupo que camina en busca de un objetivo: la Champions. El rendimiento de Vitolo ha crecido exponencialmente en el últimos mes, en un tramo de la temporada donde el juego del Sevilla ha mutado, siendo Getafe el último reducto de un equipo timorato jugando a verlas venir. Ése ya no es el Sevilla. El conjunto de Unai Emery, liderado por su entrenador, ha encontrado un modo de salir a territorio rival que se ajusta más a un estilo provocador y suicida, donde las llegadas a las dos áreas se suceden. Normalmente, las sevillistas son más claras y constantes. Aunque debido a los continuos fallos individuales de la línea defensiva, los partidos se convierten en ruletas rusas donde sale vencedor el más acertado. Y en esta locura se ha hecho fuerte Vitolo. El papel del canario en el Sevilla, desde su llegada, era la de un interior que desbordaba con potencia y zancada por el costado izquierdo, teniendo a su vez unas obligaciones defensivas importantes. Este hecho hizo que Unai contara con él casi siempre. Vitolo se partía la cara por echar un cable en las tareas de recuperación y presión alta. Un desgaste que le restaba frescura a la hora de irse arriba. Aun así, su forma física –cuando está al cien por cien– le permite eso y más. Si importante fue su participación el pasado año, aún más lo comienza a ser en el presente curso. En La Coruña superó sus datos goleadores. Ya lleva cinco tantos en la Liga y dos en Europa, con el doblete que hizo en Alemania. ¿Cómo se ha llegado a la mejor versión de Vitolo? Aparte de la evidente mejora en su estado físico –en La Coruña fue el sevillista que más corrió–, el canario ha encontrado una ubicación en el esquema de Emery que le beneficia en su juego. Con los tres centrocampistas que salta el Sevilla al campo, a los dos hombres que se mueven por fuera cerca del área se les pide que tracen diagonales en busca de la portería. Y en ese movimiento el canario es todo un especialista. Ha provocado multitud de goles con sus desmarques a la espalda de su marcador e, incluso, entra como delantero. Por ejemplo, el gol de Bacca al Córdoba hace menos de un mes llegó por un desmarque de ruptura de Vitolo. Y no sólo eso, Emery le pide que pise área y dispare, que aproveche que el equipo no juega con un mediapunta o segundo delantero y ocupe esa cantidad de metros que quedan libres a la espalda de Bacca. Su segundo gol en Riazor, aprovechando el arrastre del colombiano hacia la portería y yendo él hacia un punto de penalti despoblado, es una prueba más del nuevo rol de Vitolo. Goles de un segundo delantero que parte desde la izquierda. Por extraño que parezca, Unai ha encontrado un equipo base, condicionado sólo por las bajas en defensa. Los tres centrocampistas –Banega, Iborra y Krychowiak–, dos jugadores de banda como Aleix Vidal y el propio Vitolo, además de Bacca en la punta. Lo colocó en Anoeta (Carriço por Krychowiak por la sanción del polaco), Gladbach, frente al Atlético y en Riazor. Un nuevo modo de atacar basándose en el buen momento de los dos extremos y en la capacidad de montar contragolpes de Banega. El único pero a esta nueva distribución de las piezas es la suplencia de José Antonio Reyes. El utrerano no ha sido titular en los cuatro últimos partidos cuando su concurso se antojaba fundamental hace un mes. Y en su ausencia, Vitolo se ha hecho grande. Cosas del fútbol.

  • 1