Local

Vocento insta a trabajar para la marca en vez de para el soporte

José Manuel Vargas no ve el final de la prensa escrita, pero sí su transformación

el 18 feb 2010 / 21:50 h.

TAGS:

José Manuel Vargas intervino ayer en Antares.

Los medios de comunicación, en especial la prensa escrita, están viviendo su particular crisis de forma simultánea con una recesión económica global y la que afecta a España en particular. El cambio tecnológico ha llegado para quedarse y el gran desafío de los periódicos -tanto de las redacciones como de las empresas editoras- es asumir la "transformación cultural" que supone el haberse centrado hasta el momento en el soporte para orientarse hacia la marca.

El consejero delegado de Vocento, José Manuel Vargas, cerró ayer el ciclo de conferencias El Futuro de la Prensa promovido por la Fundación Antares Foro, haciendo un alegato en defensa de los periódicos, a los que auguró un futuro "brillante" siempre que sean capaces de afrontar el reto de "comprender y atender a una sociedad que demanda posicionamiento, coherencia y contribución a mejorar el entorno", si bien no todos serán capaces de sobrevivir, apostilló.

Y es que, pese al desembarco de las nuevas tecnologías, aún no se ha creado ninguna marca alternativa capaz de equipararse a la de la prensa escrita. "El negocio está vivo, cubre una necesidad humana que existe de referencia ideológica, de respuesta al desarrollo de la sociedad", al margen de que es un proceso en el que son necesarias otras transformaciones. Y aquí entran en juego los nuevos soportes.

Las audiencias, abundó Vargas, han cambiado su forma de acceder a la información, al ocio y al entretenimiento. Ese fenómeno implica un desafío muy claro para los periódicos, que deben buscar "el desarrollo de perfiles diferentes de los que tradicionalmente hemos tenido" porque ahora "las audiencias piden entrar en contacto con las marcas a través de más de un canal". Este cambio requiere, en su opinión, "perfiles de redacción versátiles con periodistas capaces de contactar con las audiencias" ofreciéndoles lo que demandan con una forma y lenguaje adaptados al soporte. "No es que todos hagan de todo, sino tener distintos perfiles que se complementen entre ellos".

Así, consideró que "lo más importante" para los diarios escritos es que "debemos mirar a nuestra audiencia", conscientes de que las barreras de entrada que los periódicos tenían han desaparecido con el fenómeno de la digitalización de contenidos y toca aprovechar la "oportunidad" de comunicarse con ella a través del lenguaje audiovisual. "Tenemos la obligación y el reto de adaptarnos", aseveró.

El consejero delegado de Vocento, que ahondó en que Occidente vive una crisis de valores, enfatizó la "función social" de los periódicos y reivindicó su "rol de influencia en la sociedad civil".

Abordó la crisis de la prensa escrita, que "en los dos últimos años ha perdido el 50% de los ingresos publicitarios", lo que llevará a las editoras a acometer "medidas de reestructuración y racionalización", que ya han emprendido y que continuarán "en la medida en que siga produciéndose el ajuste del mercado". A esto sumó la pérdida de competitividad por un alza salarial un 30% superior al de Alemania y a la "fragmentación de un modelo de estado territorial, que ha favorecido la creación de operadores que alteran el mercado".

El conferenciante, que fue presentado por Ignacio Camacho, pronosticó que el futuro pasará por "concentrarse en actividades clave y desagregar otras como la impresión y la distribución", gestionadas por terceros.

  • 1