Economía

Volando más allá de las fronteras

Uno de los principales problemas al que se enfrenta el tejido empresarial andaluz es la internacionalización. De ahí que la Junta premie cada año a las firmas que se esfuerzan por tener presencia en el exterior. Agriquem, González Byass, Antonio Leyva y Oro del Desierto han sido los galardonados con el Premio Alas. (Foto: José Manuel Cabello).

el 14 sep 2009 / 22:52 h.

Uno de los principales problemas al que se enfrenta el tejido empresarial andaluz es la internacionalización. De ahí que la Junta premie cada año a las firmas que se esfuerzan por tener presencia en el exterior. Agriquem, González Byass, Antonio Leyva y Oro del Desierto han sido los galardonados este año con el Premio Alas.

El primero de ellos es un laboratorio tecnológico de ensayos avanzados e ingeniería especializada en agronomía, alimentación y medio ambiente que ofrece servicios de inspección y control, ensayos, asesoría y outsourcing desde Burguillos (Sevilla).

En concreto, Agriquem alcanzó el Premio a la Implantación en el Exterior porque su marca AGQ tiene una filial en Chile, y delegaciones en Perú, Argentina, África e Europa. Además, en EEUU cuenta con un contrato con Walmart, la mayor cadena de supermercados del país, para el control de los productos hortofrutícolas que importa de Latinoamérica.

"De aquí a dos años, el plan de internacionalización recoge que Agriquem se expanda por el Mediterráneo, tanto norte como sur, y por Surámerica. A partir de 2010, nuestro planteamiento es llegar a Centroeuropa, Estados Unidos y China", asegura su consejero delegado, Estanislao Martínez.

González Byass, de Jerez de la Frontera (Cádiz), fue reconocida en esta edición con el Premio a la Trayectoria Internacional por su experiencia de 170 años en la exportación, sus cifras de producción y porque es la mayor bodega de vinos y brandys de Jerez. La entidad, que mantiene filiales en EEUU, México y Reino Unido con sus 14 marcas, es una empresa con una consolidada trayectoria en los mercados internacionales. De hecho, tiene presencia en algunos mercados tan curiosos como Kazajstán, Nepal, Kenia o Islas Mauricio.

Por su parte, la firma Antonio Leyva, de Linares (Jáen), dedicada al diseño y elaboración de complementos de piel de alta gama, obtuvo el Premio a la Pyme Exportadora por su situación en primera línea de la exportación durante 40 años. La empresa, que suma en el exterior más del 60% de su facturación y vende en los cinco continentes, posee una marca propia presente en lugares como la Quinta Avenida de Nueva York o los almacenes Harrods de Londres.

"Al primer lugar que llegamos, en 1973, fue a EEUU, aunque ahora tenemos presencia en 19 países. Ahora estamos trabajando mucho en el mercado ruso y este año hemos llegado por primera vez a Australia. El objetivo es estar en todos los países que podamos", subraya Antonio Leyva, que regenta la firma desde 1960.

Por último, Oro del Desierto, de Tabernas (Almería), se ha alzado con el Premio Iniciación a la Exportación por su capacidad para vender en el exterior la mitad de su producción de aceite de oliva virgen extra ecológico, que genera en pleno desierto con un innovador sistema de riego y utilizando energías renovables.

"Empezamos a exportar hace ahora nueve años y vendemos a Suecia, Holanda, Dinamarca, Francia, Alemania y Suiza. El objetivo es llegar ahora al Reino Unido", indica el gerente de la empresa, Rafael Alonso, que explica que "estos mercados suelen valorar más los productos ecológicos, lo que hace que se coticen a mejor precio". Esta firma cuenta además con la singularidad de que sigue una filosofía respetuosa con el entorno en todo el proceso de producción.

  • 1