domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

Volpi gana el Planeta Casamérica mezclando amor y psicoanálisis

El mexicano se embolsa los 200.000 dólares de dotación con la novela 'La tejedora de sombras'.

el 14 feb 2012 / 22:01 h.

TAGS:

El mexicano Jorge Volpi se alzó el martes con el premio Planeta Casamérica en su quinta edición, imponiéndose sobre más de 450 originales presentados, con su novela La tejedora de sombras. La obra, que verá la luz el próximo 16 de marzo, será distribuida simultáneamente en 20 países, y su autor percibirá por el galardón 200.000 dólares estadounidenses.

Según Volpi, la protagonista de su nueva obra es Christiana Morgan, un personaje fascinante que existió en la realidad y dedicó cuatro décadas de su vida a experimentar alrededor del psicoanálisis junto a su marido, Henry Murray, bajo el influjo de Gustav Jung. "Pasé varios meses en la biblioteca de Harvard, trabajando con los archivos de Morgan que están albergados allí, obsesionado con esta extraña, desgarradora, psicoanalística historia de amor. Me parece una linda casualidad que hayan premiado esta novela el día de San Valentín", celebró el escritor.

Volpi (Ciudad de México, 1968), conocido por novelas como En busca de Klingsor o la monumental No será la tierra, así como por libros de cuentos como Días de ira o ensayos como el reciente Leer la mente. El cerebro y el arte de la ficción; asegura que una de las tareas que se propuso al abordar un personaje real como el de Christiana fue "tratar de saberlo todo de él", lo que le ha supuesto "un trabajo fascinante, el proceso de convertir la realidad en ficción". Por ello, subrayó que "no se trata de una biografía, sino de un intento de penetrar en todo aquello que ella no dijo y no escribió en los 42 años que duró el experimento.

El reto era transformar a un personaje real en literatura, "y desde ahí tratar de volverlo tan real como cualquiera de nosotros", explica. Hija de un médico, aquejada de una grave depresión en la misma época en que Freud y Jung empezaban a revolucionar el mundo con sus teorías psicoanalísticas, Christiana Morgan (1897-1967) pasaría a la historia como creadora junto a su marido del TAT (Thematic Apperception Test), un examen psicológico de cuya coautoría no tardaría en ser apeada por su propio esposo.

Antes de suicidarse a los 69 años, Morgan demostró, según cuenta Volpi, "cómo dos personas que se aman pueden llegar a conocerse absolutamente", señala. "Lo intentaron todo. Fue una de las últimas historias de amor absoluto de Occidente".

Prácticamente olvidada hoy, Morgan podría ser recordada, en palabras del mexicano "por su lucha por la igualdad", a pesar de que falleció en el 67, cuando las luchas feministas comenzaban a ser activas en su país, Estados Unidos. "Fue alguien que se enfrentó a todos los órdenes, y con ella misma, para vencer su propia educación brutalmente masculina", agrega. El jurado, compuesto por Alberto Manguel, Carmen Posadas y Clara Sánchez, decidió conceder el galardón por unanimidad. Para Manguel, La tejedora de sombras es "enormemente sutil, memorable y profundamente convincente", así como "una de las novelas de nuestro tiempo que recordaremos". Posadas, por su parte, la definió como "un ejercicio de funambulismo arriesgado, del que Volpi sale con gran éxito", mientras que Sánchez concluyó que "esta obra demuestra hasta qué punto puede ser peligrosa la libertad, y qué alto precio exige".

  • 1