Local

Volver a coger las riendas

El programa Incorpora busca empleo a personas en riesgo de exclusión social como José Antonio (ex drogadicto) o Carmen (viuda sin experiencia laboral), dos de las 1.978 personas insertadas en tres años.

el 13 ene 2010 / 20:23 h.

TAGS:

Carmen G.M., de 51 años, se quedó viuda hace siete años "de la noche a la mañana y con muchas trampas". Sin ninguna experiencia laboral ni formación, la pensión no le llegaba para mantener a sus dos hijos, entonces de seis y diez años. Tras pasos infructuosos para encontrar un empleo estable, acudió a la parroquia del Parque Alcosa en Sevilla "a la desesperada", donde la derivaron a la Fundación Don Bosco, una de las 21 entidades intermediarias para la integración laboral de personas en riesgo de exclusión social. Hoy, tiene un contrato con la empresa Ámbito de limpieza. Es una de las 1.978 personas que han encontrado trabajo en 773 empresas gracias al programa Incorpora, que desarrollan desde 2006 la Consejería de Igualdad y la Obra Social de La Caixa y que ayer renovaron.

 

"Al principio me vi muy agobiada pero ya voy cogiendo las riendas", cuenta Carmen, quien reconoce que el trabajo ha dado una "estabilidad" a ella y a sus hijos, a los que mantiene ocupados con actividades deportivas tras el colegio "porque en la calle no los quiero, la calle no trae nada bueno".

Como Carmen, José Antonio Gómez, de 31 años, sólo tiene palabras de agradecimiento para la Asociación Tierra Nueva de Huelva y, sobre todo, para la mediadora que le ha orientado en todo su proceso, Concha Martínez. José Antonio comenzó a consumir drogas a los nueve años. Tras varios intentos de desintoxicarse, lleva tres años limpio aunque no se considera "totalmente rehabilitado". "Siempre temes recaer y por mucho tiempo que pase, lo que has hecho en 15 años no se olvida y a veces la cabeza te juega malas pasadas", reconoce.

Tras dos temporadas como auxiliar de mantenimiento el Hotel Fuerte El Rompido (Cartaya), espera incorporarse pronto a un hotel de la misma cadena en Estepona (Málaga). "Concha me fue orientando, ayudándome a manejarme por mí mismo. Hay gente que se sienta a esperar que se lo hagan todo, pero yo sólo le pedía que me orientara y yo desenvolverme. Me buscó cursos de electricidad y frío industrial, y me ayudó a mandar el currículum, y mi jefe dice que me contrató porque le caí bien, no sabía de dónde venía", relata.

El programa Incorpora cuenta con un 40% de inserción de las 5.078 personas que han pasado por él en tres años. El 80% de las empresas contratadoras pertenecen al sector servicios, desde grandes superficies comerciales a pymes que demuestran un alto grado de responsabilidad social. Aunque las mediadores reconocen que no son buenos tiempos porque "los empresarios te cuentan verdaderos dramas; no es que no quieran dar trabajo, es que no tienen".

  • 1