Local

Vuelta a empezar en el mercado de la Puerta de la Carne

el 11 nov 2009 / 17:50 h.

"Se veía venir" o "vuelta a empezar" eran las frases más escuchadas ayer tras los mostradores. La noticia de que Urbanismo rescindía el contrato a Sando, empresa encargada de la restauración de la antigua estación de Cádiz y el mercado de la Puerta de la Carne por incumplimiento de plazos, no ha sorprendido a los placeros que llevan una década de provisionalidad en las instalaciones de la avenida de Cádiz.


El presidente de la Asociación de Comerciantes Mercado Puerta de la Carne, José Ballesteros, resumía así el sentir de los casi 40 puestos: "No nos ha sorprendido nada. Era previsible después de que no se viera ningún tipo de movimiento". Y es que el sector asegura que para septiembre estaba previsto el traslado a la parcela de la calle Campamento, donde estarían ubicados el tiempo que durasen las obras.


No obstante, Ballesteros se mostró optimista ante este revés: "El proyecto sigue adelante. Así nos lo ha trasladado Salud y Consumo [delegación municipal encargada de gestionar los mercados de abastos en Sevilla]". El portavoz de los placeros defendió además la actuación de Urbanismo: "No hay ni un duro. Nadie tiene la culpa de que la cosa esté tan mal".

Eso sí, para compensar este nuevo retraso, algunos de los placeros plantean al Ayuntamiento que éste invierta la partida de 600.000 euros destinados en principio a la adecuación del solar de la calle Campamento a la mejora y acondicionamiento de las actuales instalaciones provisionales en las que aterrizaron en el año 1999.


Una década que está poniendo a prueba la paciencia de comerciantes como Rosa Czop, encargada de un puesto de textil en el mercado de la Puerta de la Carne. Ella manifestaba así su indignación: "¡Sí, nos ha caído muy de sorpresa!, porque, la verdad, hemos tenido muchas reuniones con Urbanismo en las que se nos prometía una y otra vez no sólo un mercado nuevo aquí en la antigua estación, sino también otro, el provisional en la calle Campamento, en muy buenas condiciones. ¡Y que ahora quede todo en nada!, la verdad..."

Igual de harto parecía estar Pepe Bernabé, cuya mujer regenta un puesto de ultramarinos: "Vinimos en 1999 para 18 meses y llevamos diez años...¡Y lo que nos queda!, pues viendo cómo van de retrasados otros mercados como el de la Encarnación, éste que ni si quiera ha empezado y con la crisis que hay encima..."Además a Bernabé no le "cuadra" los razonamientos esgrimidos desde el Área de Urbanismo para retirar la obra a Sando: "No me creo las razones. Es cierto de que Sando no habrá encontrado la financiación por el tema de la crisis, pero el proyecto del mercado está presentado, e incluso se le llegó a exponer a los propios placeros".

Ahora se les muestra un futuro incierto, pues de nuevo habrá que convocar un concurso de adjudicación de las obras. El mercado de la Puerta de la Carne tendrá que seguir esperando su turno. Otra vez, toca esperar.

  • 1