Deportes

Vuelva usted, don Mehmet

El Betis notó la ausencia de Mehmet Aurelio, la enorme espesura de sus centrocampistas y el frontón que le puso por delante el Girona. Paso atrás en resultado y en juego para los verdiblancos.

el 27 mar 2010 / 21:04 h.

La ausencia de Mehmet Aurelio y un rival al que sería imposible hacerle un gol ni aunque el partido durase hasta el Domingo de Resurrección pusieron fin a la impecable trayectoria del Betis en Heliópolis, donde nunca nadie había ganado esta temporada hasta que llegó el Girona, creó media ocasión y se llevó los tres puntos. El conjunto catalán hizo poco por ganar, pero menos incluso hizo su oponente. Desde la etapa de Antonio Tapia no se veía un Betis tan espeso, lento y plano. Faltó Aurelio y Víctor optó por la solución más ortodoxa, de nombre Iriney, y una ligera variación, adelantar unos metros a Arzu. El objetivo, se supone, sería aliar al nazareno con Emana, pero el cacao en el centro del campo fue de envergadura. La verticalidad fue una desconocida y los balones al rival, una costumbre. Encima se lesionó Damiá y el Betis sacrificó un cambio en defensa. En la segunda parte, el Girona se acunó todavía más (imposible contragolpear a un equipo que dejaba seis hombres atrás cuando sacaba un córner a favor), Emana ni siquiera volvió del vestuario y el Betis, lento, fundido, horizontal y previsible, sólo rondó el área con peligro en balones colgados por arriba. Le faltó lucidez. Le faltó Aurelio. Y lo peor es que el Betis de Víctor lleva dos partidos y medio sin ser el Betis de Víctor.

  • 1