domingo, 21 abril 2019
12:21
, última actualización
Local

Vuelve la idea de llevar el tranvía hasta Santa Justa

El Ayuntamiento lo contempla como la única solución para instalar las cocheras si los tribunales lo obligan a llevárselas del Prado. De ocurrir, sería dentro de unos años.

el 24 feb 2014 / 08:00 h.

agua en sevilla El tranvía de Sevilla o Metrocentro se inauguró el 28 de octubre de 2007. / J.M. paisano Si los tribunales finalmente obligan al Ayuntamiento a trasladar las cocheras y talleres del Metrocentro de su ubicación actual junto a Diego de Riaño, el Gobierno local podría decantarse por ubicarlos en Santa Justa, ampliando así la línea del tranvía y rescatando el proyecto socialista que el PP criticó. El propio alcalde descartó en 2011 que el tranvía se fuese a prolongar como lo había planteado el anterior Gobierno local, pero ahora, aunque no se prevea para un futuro inmediato, se baraja como solución al problema heredado de las cocheras y talleres. Y es que una sentencia de 2011 da la razón a los vecinos de Diego de Riaño número 4 que denunciaron que la construcción de las cocheras y talleres fue ilegal, que no había licencia de obras, que el suelo pasó de ser residencial y dotacional por el método de subsanación de errores (no por un cambio en el PGOU) y que los vecinos del entorno han tenido que sufrir ruidos y molestias más allá de los límites permitidos. Dado que el Gobierno local, ni el anterior ni el actual, acataron la sentencia, los vecinos han vuelto a pleitear para que se ejecute y, por ahora, han logrado que la Delegación de Urbanismo y Medio Ambiente que dirige Maximiliano Vílchez se comprometa a buscar una solución pactada. Para ello los vecinos solicitaron, según explicó a esta redacción Álvaro Moreno, del despacho de abogados RZS, una suspensión del procedimiento de 60 días, de los que ya han pasado 10 sin que la Gerencia de Urbanismo les haya hecho llegar sus propuestas para cerrar el conflicto. Las opciones no son muchas, ya que los vecinos siempre han pedido que las cocheras y talleres se ubiquen en otro sitio. No obstante, Urbanismo podría ofrecerles medidas de insonorización e incluso el traslado de las instalaciones de aquí a unos cinco años. También podrían barajarse indemnizaciones, pero las arcas de la Gerencia de Urbanismo y del propio Ayuntamiento están tiritando. Está por ver qué es lo que están dispuestos a aceptar los vecinos, ya que muchos de ellos ni siquiera vivían allí cuando comenzó la guerra judicial. Ante este panorama, en el caso de que la negociación no llegue a buen puerto y el Ayuntamiento tenga que desmantelar las cocheras y talleres como pidieron los vecinos, Tussam ya ha planteado algunas opciones y una de ellas es la ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa. Fuentes consultadas de la Gerencia de Urbanismo confirmaron este hecho y aseguraron que es una opción que se baraja, que no hay nada cerrado y que, de llevarse a efecto no sería de forma inmediata, sino en unos años. Evidentemente el presupuesto municipal no permite ahora acometer un proyecto de estas características. Aunque el alcalde criticó duramente los proyectos socialistas cuando estaba en la oposición, ahora podría hacerlo suyo como mal menor. Se vería en el mal una oportunidad, dado que el tranvía es la segunda línea de Tussam con más viajeros y con la prolongación hasta Santa Justa subirían aún más sus cifras de demanda. Eso sí, Zoido nunca vio con buenos ojos este proyecto e incluso alegó que ya el Metro y el Cercanías conectaban Santa Justa con San Bernardo y la Puerta Jerez. Sin embargo, los proyectos elaborados durante el anterior Gobierno local apuntan que la conexión entre Plaza Nueva, Viapol y la estación de Santa Justa sería muy rentable social y económicamente. De hecho, según los cálculos de los ingenieros, esta prolongación tendría alrededor de 50.000 viajeros al día, si bien este pronóstico puede resultar algo exagerado teniendo en cuenta la crisis económica y que actualmente se registran unos 12.000 viajeros diarios. Entonces ya se dijo que si llegase a Santa Justa, su demanda sería parecida a la del Metro, que registra una media de 55.000 usuarios en los días laborales. Pero lo que sí tendría que dilucidar el equipo de Zoido es por dónde haría llegar el tranvía desde la Plaza Nueva hasta Santa Justa, ya que en el anterior gobierno se barajaron varios trazados, como el que va desde San Bernardo a Santa Justa por la Buhaira (trayecto más corto) o el que lo hace por Ramón y Cajal, San Francisco Javier y Luis de Morales. Evidentemente éste último es mucho más largo, pero también más comercial y, por tanto, más rentable desde el punto de vista económico

  • 1