Local

Vuelven las noches sin dormir

el 15 ago 2011 / 20:13 h.

TAGS:

Si tenía pensado salir a la calle hoy, mejor que lo haga bien equipado para un calor que hoy volverá a ser el protagonista del día. Sevilla volverá estará toda la jornada en alerta naranja por altas temperaturas, ya que se rozarán de nuevo los 40 grados. Así que si esta noche quiere dormir no se separe del ventilador, o mejor aún, del aire acondicionado.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la alerta naranja se activará hoy a partir de las doce del mediodía, ya que se espera una máxima de 39 grados durante la jornada. Ya por la noche la temperatura será de unos 23 grados, por lo que estará rozando el umbral del sueño que, según los expertos, está entre los 22 y los 25 grados. Así que de nuevo esta noche será complicado conciliar el sueño.

Ya ayer Aemet activó la alerta amarilla en una jornada festiva en la que los termómetros también se aproximaron a los temidos cuarenta grados. Esto hizo que muchos se las ingeniaran para hacer más llevadero el insoportable calor con chapuzones en fuentes de la ciudad, tumbarse a la sombra junto al río o con fórmulas más tradicionales como no parar de abanicarse o tener siempre a mano de una botella de agua fría.

Sin embargo, no desespere porque a partir de mañana el tiempo vuelve a dar otra tregua. La temperatura máxima comenzará a descender y se mantendrá así al menos hasta el fin de semana. De esta forma, mañana la máxima prevista es de 37 grados, aunque cuando notaremos de forma más acuciada la baja del mercurio será el jueves, cuando los termómetros sorprendentemente sólo alcanzarán los 34 grados. Esto supone que en dos días pasaremos de temperaturas extremas a tener de golpe entre cinco y seis grados menos.

Ya el viernes, el mercurio comenzará a subir de nuevo, aunque levemente y de forma escalonada hasta el fin de semana. Así, cada jornada se espera que vaya remontando un grado más hasta que el domingo de nuevo nos situemos en los 37 grados. De esta forma, el viernes se espera una temperatura de 35 y el sábado de 36 grados.

En cuanto a las temperaturas mínimas, la bajada no será tan acuciada como con las máximas. Mañana, de hecho, será de 22 grados, con lo que aún estará rozando el umbral del sueño. Esa será la temperatura mínima que se mantendrá hasta el domingo, salvo el jueves y el viernes cuando el mercurio bajará por las noches a 21 grados. Esto significa que la diferencia de temperatura entre el día y la noche será menos acuciada durante estos días en los que, al menos, será más fácil conciliar el sueño.

  • 1