lunes, 22 abril 2019
20:17
, última actualización
Economía

Washington acusa a Toyota de ocultar defectos en sus vehículos

Las autoridades estadounidenses aseguran que tienen "pruebas" de que Toyota no cumplió con sus obligaciones.

el 05 abr 2010 / 20:24 h.

El Gobierno estadounidense ha acusado a Toyota de ocultar durante meses un defecto en sus vehículos que provocaba el atasco del pedal del acelerador y que finalmente obligó al fabricante japonés a llamar a revisión a 2,3 millones de automóviles en Estados Unidos.

El secretario de Transporte de Estados Unidos, Ray LaHood, dijo a través de un comunicado que las autoridades estadounidenses tienen "pruebas" de que Toyota no cumplió con sus obligaciones e impuso a la empresa japonesa una multa de 16,3 millones de dólares (unos 12 millones de euros), la mayor cantidad posible.

"Ahora tenemos las pruebas de que Toyota no cumplió con sus obligaciones. Lo que es peor, a sabiendas durante meses ocultaron a las autoridades de EEUU un peligroso defecto y no actuaron para proteger a millones de conductores y sus familias", afirmó LaHood.

El Departamento del Transporte dijo que los fabricantes de automóviles tienen cinco días para informar a las autoridades de defectos que afecten la seguridad de los vehículos, pero Toyota tardó cuatro meses en notificar del problema a la Administración Nacional de Seguridad en la Carretera (NHTSA por sus siglas en inglés).

Gracias a la información contenida en documentos internos de Toyota, las autoridades estadounidenses dijeron que la empresa tuvo conocimiento del atasco de los aceleradores el 29 de septiembre del 2009.

Ese mismo día, Toyota advirtió a sus distribuidores en 31 países europeos y Canadá sobre cómo solucionar el defecto así como problemas de aceleraciones involuntarias.

"La seguridad es nuestra principal prioridad y perseguiremos de forma enérgica las compañías que pongan a los consumidores en riesgo. Seguiremos haciendo que Toyota responda a cualquier incumplimiento que descubramos durante nuestra investigación", añadió LaHood.

El Departamento del Transporte destacó que la multa de 16,3 millones de dólares es la máxima permitida legalmente y que sólo se refiere al defecto del atasco del acelerador.

"NHTSA todavía está investigando Toyota para determinar si hay otros incumplimientos que merezcan más multas", dijo el Departamento.

Toyota ha entregado a NHTSA 70.000 páginas de documentos que los investigadores todavía no han terminado de revisar.


  • 1