Local

Washington, Londres y París barajan armar a los rebeldes

Los aliados buscan precipitar la salida de Libia del dictador Gadafi.

el 30 mar 2011 / 20:32 h.

TAGS:

Rebeldes libios trasladan a un compatriota herido en un bombardeo en Al Uqayla.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido están barajando la posibilidad de armar a los rebeldes libios, para forzar la salida del mandatario libio, Muamar el Gadafi, del poder.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, señaló en una entrevista concedida a la cadena NBC que no ha "descartado" armar a la oposición libia, aunque matizó que se trataría de "ayuda no letal" como equipos de comunicación, de transporte y suministros médicos. "Estamos contemplando todas las opciones para ayudar al pueblo libio, para que podamos llevar a cabo una transición hacia una Libia más estable y pacífica", insistió.

En la misma línea se pronunció el primer ministro británico, David Cameron, ante el Parlamento. "No lo excluimos, pero no hemos tomado la decisión de hacerlo". Sin embargo, la cuestión divide a la comunidad internacional. El propio jefe de la diplomacia gala, Alain Juppé, que el martes dijo estar dispuesto a discutir con los aliados una ayuda militar a los rebeldes, reconoció que se trata de un asunto no contemplado en la resolución 1973 de Naciones Unidas.

Entre los que se oponen a esta medida se encuentra Rusia. Su ministro de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, advirtió de que su país se opone a que las potencias occidentales suministren armas a los rebeldes libios y pidió que sean los ciudadanos de este país quienes "decidan por sí mismos" sin injerencias externas. Rusia tiene derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La idea de rearmar a los rebeldes también encontró el rechazo de Trípoli. El Ministerio de Exteriores libio advirtió de que armar a los ciudadanos que luchan contra el régimen de Gadafi es contrario a las resoluciones de la ONU y equivale a apoyar el terrorismo. "Proporcionar asistencia militar a bandas armadas es contrario a las resoluciones del Consejo de Seguridad, y significa un apoyo del terrorismo, ya que se ha demostrado que las bandas de Benghazi pertenecen a Al Qaeda y otros grupos terroristas", explicó el ministerio a través de un comunicado recogido por la agencia oficial, Jana.

Los rebeldes, por su parte, están presionando a los aliados para que les suministren armas y continúen con los bombardeos aéreos. Ahmad Bani, un portavoz militar alzado, indicó que los opositores a Gadafi se están replegando tras una serie de logros de las fuerzas de Muamar Gadafi, que están mejor equipadas. "Actualmente está habiendo combates en Brega y Ajdabiya será el nuevo punto defensivo", explicó Bani. "Estamos buscando armas que sean capaces de destruir el armamento pesado que están usando contra nosotros como tanques y artillería", añadió.

Y es que las fuerzas leales a Gadafi están avanzando, ayer recuperaron la ciudad estratégica de Ras Lanuf, aunque por la tarde la aviación francesa bombardeó a las fuerzas de Gadafi, para obligarles a dejar la ciudad.

Mientras tanto, que las fuerzas de Gadafi atacaron ayer Misrata, la tercera ciudad más grande de el país. En ella, al menos 18 civiles perdieron la vida a causa de los combates entre rebeldes y fuerzas de Gadafi, según informó un portavoz de los sublevados a la agencia Reuters.

  • 1