Local

Wert agrava la brecha política al ignorar a Andalucía en la reforma escolar

El Ministro califica de “desafortunada” la crítica andaluza a la FP de repetidores. La consejera Mar Moreno pide la retirada de la ley y acusa a Wert de haberla radicalizado

el 19 dic 2012 / 20:49 h.

TAGS:

El ministro de Educación, José Ignacio Wert.

El Gobierno de Mariano Rajoy iniciará en febrero el trámite parlamentario de la reforma educativa. El debate entre el Ministerio de Educación y las comunidades terminó ayer con un cisma total entre las 12 regiones gobernadas por el PP, que apoyan el texto, y el resto de autonomías, que lo rechazan de plano (Andalucía, Cataluña, Canarias y País Vasco). El anteproyecto de ley conserva los mismos inconvenientes que éstas criticaron al comienzo de la negociación, hace seis meses: separar a los alumnos con más problemas del resto, hacer reválidas a los chavales que condicionarán su salto a Bachillerato, FP y la Universidad y elaborar un ranking de calidad de los colegios. También permanecen los añadidos de la última reunión, que no han formado parte del debate iniciado el pasado verano: la eliminación de Educación para la Ciudadanía, el blindaje de los conciertos educativos y la asignatura alternativa a Religión. "No ha cambiado ni una coma", dijo la portavoz catalana.

La Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) modificará la estructura del sistema escolar. A los 14 o 15 años, los alumnos repetidores serán derivados a la FP básica, un ciclo de dos años del que saldrán con un título de cualificación técnica, pero con el que no podrán optar al graduado escolar. El ministro José Ignacio Wert explicó ayer que las críticas de Andalucía a la segregación temprana son "especialmente desafortunadas", porque "la alternativa de estos chicos es la cuneta". Para el ministro, este itinerario paralelo es la respuesta para los jóvenes con problemas de aprendizaje o sin interés en la escuela, es la fórmula para reducir la elevada tasa de abandono escolar temprano.

La séptima reforma educativa de la democracia agranda la brecha ideológica que separa al Gobierno del PP del Ejecutivo andaluz. La consejera de Educación Mar Moreno volvió ayer a acusar al ministro de impregnar la ley con toda la esencia ideológica de la derecha, dando mucha más cobertura legal y financiera a la concertada y a la asignatura de Religión. "Ni siquiera los gobiernos del PSOE llevaron el máximo de su ideología a una ley educativa, jamás cargaron contra la concertada ni eliminaron la religión", dijo Moreno. La consejera se dirigió ayer directamente a Wert para reprocharle "la ruptura de 30 años de convivencia y equilibrios sin que ninguno de los grandes partidos haya impuesto un programa político de máximos". "Con la legislación actual, las comunidades que quieren dar más cancha a la concertada lo han hecho, y las que hemos preferido primar a la pública, también. ¿Por qué era necesario cambiarlo para la escuela de par en par a la privatización", advirtió ayer Moreno a El Correo.

En los últimos días la consejera ha advertido al Ministerio que la Junta "radicalizará" su postura respecto a los conciertos y la asignatura de Religión, para contestar a la "deriva ultraconservadora" de la ley educativa. No obstante, Moreno recordó ayer que es pronto para reaccionar, porque el anteproyecto entrará ahora en el Congreso, donde el PP ostenta la mayoría absoluta, y luego será el turno del desarrollo reglamentario de la ley, en el que las comunidades vuelven a tener la sartén por el mango. Wert volverá a reunirse la última semana de enero con las regiones para debatir la memoria económica de la ley, ya que el cambio legislativo implicará nuevos gastos que, en su mayoría, deberán ser asumidos por el Gobierno central. El ministro insiste en que el texto de la ley seguirá abierto a sugerencias, pero las discrepancias con Andalucía están en la espina dorsal de la ley.

  • 1