Local

Wert baraja ahora reducir el 6,5 para las becas y recalcular el nivel de exigencia por carrera

Andalucía sostiene que "el clamor social y la presión de las comunidades" ha hecho rectificar al ministro de Educación.

el 25 jun 2013 / 14:32 h.

TAGS:

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. ¿Alguna comunidad autónoma ha respaldado el borrador del decreto de becas como está ahora redactado? "No". El consejero andaluz de Economía, Antonio Ávila, ha sido de los primeros en responder a los medios al término de la conferencia sectorial de Educación de esta mañana, que ha reunido al ministro José Ignacio Wert con sus homólogos en las 17 comunidades. La reunión ha abordado el descontento extendido en la comunidad educativa por el decreto, que endurece los requisitos académicos para acceder a una beca, elevando la nota del 5,5 actual (ya se subió el curso pasado, cuando bastaba un 5) al 6,5 previsto para el curso que viene. Esto implicaría que el 40,5% de universitarios andaluces, entre 85.000 y 90.000 estudiantes, no tendría posibilidad de estudiar con beca el próximo curso, dado que no alcanzan la nota mínima que exige el Gobierno. El ministro ha aceptado esta mañana reconsiderar el endurecimiento de la nota. "El 6,5 es la nota para acceder a la beca, pero no es la nota para  mantener la beca", ha concretado Wert, que insiste en que "no es cierto que se pida más para mantener la beca que para aprobar a quien  no disfruta de ella". "Para mantener la beca sólo hay que aprobar los  créditos en los que se está matriculado", ha apostillado. En cualquier caso, ha reconocido que puede darse un "refinamiento"  en algunas áreas de conocimiento para mantener estas ayudas. "Entendemos que los requisitos de mantenimiento podrían ser  diferentes en función de las áreas de conocimiento", ha explicado Wert antes de avanzar que espera mandar el borrador definitivo  del Decreto esta misma semana al Consejo de Estado. La propuesta está aún bajo estudio, pero si llega a consolidarse abrirá una diferenciación sin precedentes entre los criterios académicos que se le exige a un alumno del área de Ciencias Sociales y Humanidades para obtener una beca (en estas carreras las notas de corte suelen ser más bajas) y los estudiantes de la rama de Ciencias y Tecnología, donde se concentran las notas más exigentes. Wert defendió con saña el decreto hace dos días, llegando a afirmar que quien no fuera capaz de obtener un 6,5 de nota en la Universidad, con independencia de su nivel de renta familiar, tendría que plantearse estudiar otra cosa. "El famoso 6,5 no es una nota exagerada", dijo. Este discurso entronca con dos ideas fuerza que esgrime el ministro: poner la cultura del esfuerzo por encima de cualquier otro criterio a la hora de otorgar ayudas económicas al estudio, y ampliar la tasa de alumnos en FP para reducir el disparatado nivel de paro juvenil, a costa de vaciar aulas en las universidades. Sin embargo, este martes el ministro ha aceptado replantearse el decreto de becas, según fuentes del ministerio, confirmadas también por algunos consejeros. "El ministro no ha sido explícito en su postura, ha dicho que tendrá en consideración las dudas que le hemos planteado. Creo que hoy era el momento de haber sido valiente y haber lanzado un mensaje potente para responder al clamor popular (que ha supuesto el impacto del decreto). La actitud del ministro es una clara muestra de debilidad política, porque se siente presionado por las comunidades y por el clamor social", dice Ávila. La vicesecretaria de Organización, Electoral y Política Municipal  del PP-A, Ana Corredera, ha acusado este martes al consejero de  Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Avila, de trasladar la imagen  de que los universitarios andaluces podrían ser "los más torpes de  España" cuando ha asegurado, de manera "frívola y osada", que son  unos 90.000 alumnos de Educación Superior los que no llegan al 6,5 de  nota media y se quedarían, por tanto, sin poder acceder a una beca, informa Europa Press.

  • 1