Deportes

Wildeboer se hace con la medalla de bronce en los últimos metros

El español Aschwin Wildeboer cogió ayer la medalla de bronce en los 100 espalda en los últimos metros tras el japonés Junya Koga y el alemán Helge Meeuw, oro y plata, respectivamente.

el 16 sep 2009 / 06:22 h.

El español Aschwin Wildeboer cogió ayer la medalla de bronce en los 100 espalda en los últimos metros tras el japonés Junya Koga y el alemán Helge Meeuw, oro y plata, respectivamente.

Wildeboer sufrió para ganar la medalla más importante, de momento, de su vida pues el primer cincuenta lo pasó en la quinta posición después de no haberse sentido muy bien en los veinticinco metros iniciales, según reconoció el mismo tras la carrera.

El nadador nacido en Sabadell (Barcelona) en febrero de 1986 tocó en el paso por los cincuenta en un tiempo de 25.61 por detrás de Koga, ya primero con 25.36; el británico Liam Tancock, el estadounidense Mattew Grevers y el nipón Ryosuke Irie.

Rebasó al británico y al estadounidense, pero a su vez se vio superado por el alemán, que había sido sexto con 25.67 al tocar el muro tras el primer largo y recuperó cuatro puestos.

Koga, que pesa sólo 60 kilos y al que el español le augura la supremacía de la espalda mundial cuando cambie la reglamentación de los bañadores y se retire el estadounidense Aaron Peirsol, batió el récord de los campeonatos que él mismo estableció el lunes, en las semifinales de los 100 espalda con 52.39.

Con la medalla de Wildeboer, España suma su segundo podio en Roma en las pruebas de natación después de la de Rafa Muñoz en los 50 mariposa.

En la historia del equipo español es la séptima después de cuatro de Martín López-Zubero, dos de oro, una de plata y otra de bronce entre Perth'91 y Roma'94 en los 100 y 200 espalda; la de Nina Zivanevskaya, en los 50 espalda en Barcelona 2003 y la del cordobés Muñoz del lunes. Todas han sido en espalda salvo la de 50 mariposa.

Por su parte, Erika Villaécija fue quinta en la prueba de 1.500 metros libre, en la que rebajó el récord de España al detener el crono en 16:00.25 para batir la mejor marca nacional que ella misma tenía desde los Campeonatos de Europa de Eindhoven de marzo de 2008 con 16:02.08.

Otro español destacado fue Marco Rivera, quien se coló en la final de los 800 metros libres. El mallorquín firmó una brillante actuación que le valió para batir el récord de España que él mismo ostentaba (7:52.55) con un nuevo registro de 7:49.09.

DERROTA DE PHELPS

La gran sensación de la jornada fue la derrota de Michael Phelps en los 200 estilos. El óctuple campeón olímpico en Pekín perdió la final ante el alemán Paul Biedermann, quien se mostró muy superior a Phelps desde la salida. El germano, además, batió con rotundidad, con un tiempo de 1:42.00, la plusmarca mundial en posesión del genio de Baltimore (1:42.96), lograda en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Por último, a la ración diaria de récords mundiales se agregaron ayer el de la inglesa Gemma Spofforth, en la final de los 100 metros espalda, el del surafricano Cameron van der Burgh en los 50 metros braza, y el de la italiana Federica Pellegrini, en las semifinales de los 200 estilos.

  • 1